https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

¿En qué consiste la dieta escandinava?

La sardina es uno de los pescados azules recomendados por la dieta escandinava /
La sardina es uno de los pescados azules recomendados por la dieta escandinava

Estos son los motivos por los que la dieta escandinava marca la tendencia alimentaria mundial actual

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

La dieta escandinava está de moda. Esto se debe, principalmente, a que se le atribuye que ayuda a eliminar peso sin mermar en la salud. No es una dieta milagro, lo cierto es que este régimen está considerado por los expertos como uno de los más sencillos, ya que no hay que contar calorías ni calcular la proporción de proteínas. Por eso cada vez gana más adeptos.

La dieta escandinava se debe a la dietista danesa Suzy Wengel, para quien lo más importante de un régimen es que sea sano, porque de lo contrario, se podrá perder peso, pero existirá un alto riesgo de que el estado de salud vaya a peor. La idea de Wengel está basada en el consumo elevado de pescado azul, cereales, vegetales, frutos del bosque y aceite de colza. Este último es un producto odiado en España, pero que se toma bastante fuera de nuestras fronteras porque, dicen, reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, a la vez que aumenta los niveles de colesterol bueno.

La regla principal de la dieta escandinava es que cada comida debe consistir en cuatro puñados de comida (uno es de carbohidratos; otro, de proteínas y dos son de verdura) y una cucharadita de grasa. Los alimentos con grasas saludables más recomendados son los frutos secos, el aguacate, las semillas y las legumbres.

No hay ningún alimento prohibido, pero la dieta escandinava sí que regula la cantidad consumida de ciertos productos. Advierte que hay que reducir las grasas y los azúcares, pero sin eliminarlos por completo. Su secreto para hacer perder peso es que el consumo de carbohidratos ya es el suficiente para aportar energía al organismo y acelerar el metabolismo.

La dieta escandinava está recomendada para deportistas, ya que es baja en grasas y aporta proteínas e hidratos de carbono al organismo. No está diseñada para llevarse a cabo durante un periodo de tiempo determinado, sino que quien la realice ha de integrarla a su estilo de vida. O no serviría de nada, dicen los expertos.