https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Casa Chema, El Campanu y El Barrigón de Bertín se alzan con los Platos de Oro

Carlos Guardado, José Ramón Feito, Itziar Salamanca, Alberto Asensio, Joaquina Rodríguez, Sandra Cuesta, Fernando Prendes, José Manuel Mori, Borja Martínez y José Manuel González. / XUAN CUETO
Carlos Guardado, José Ramón Feito, Itziar Salamanca, Alberto Asensio, Joaquina Rodríguez, Sandra Cuesta, Fernando Prendes, José Manuel Mori, Borja Martínez y José Manuel González. / XUAN CUETO

El buen hacer del conjunto del negocio, desde los fogones hasta la sala, está presente en los tres vencedores de esta edición, cada uno volcado en un tipo de cocina

G. POMARADACOLUNGA.

La excelencia de la cocina asturiana, reconocida a través de los Platos de Oro que cada año concede la Real Cofradía homónima, la atesoran este 2019 tres restaurantes de Oviedo, Cangas de Onís y Colunga. Son los establecimientos Casa Chema, El Campanu y El Barrigón de Bertín, todos ellos distinguidos ayer con el diploma nominativo del galardón en un acto celebrado en la capital colunguesa, consagrado además a la figura del médico e investigador local Francisco Grande Covián, de cuyo nacimiento se cumplen 110 años. Los Platos de Oro, al contrario que otros reconocimientos que ensalzan a los chefs, van dirigidos hacia el conjunto del restaurante, recordó el comendador de la Real Cofradía, Carlos Guardado. El buen hacer del conjunto del negocio, desde los fogones hasta la sala, está presente en los tres vencedores de esta edición, cada uno volcado en un tipo de cocina. En el caso de El Campanu de Cangas de Onís, comenzó ligado a productos de la caza y la pesca, para acabar haciendo de los arroces y mariscos su «seña de identidad», glosó Salustiano García. Detrás del éxito, abundó, se encuentra una década de trabajo de Borja Martínez. «Su negocio es su vida», destacó García del premiado, que hizo extensible el galardón a todo el equipo y a su socio José Manuel Mori 'El Marqués'.

El ovetense Casa Chema aportó el toque de innovación de este 2019, con una carta volcada en los veganos. «Guisaban cabrito muy bien, buena faba y buen pote, pero eso lo estaba haciendo todo el mundo. Así que empezaron a pensar en la comida vegana y hoy son el sitio de referencia», destacó Amada Álvarez Pico, presidenta del Club de Guisanderas. Con propuestas únicas como quesos de anacardo y almendra con cuajo a base de limón, el restaurante que la también guisandera Joaquina Rodríguez pilota desde los fogones ha ido ampliando su radio de acción y hoy ofrece además especialidades sin gluten.

Por su parte, el colungués El Barrigón de Bertín nació hace poco más de una década como el proyecto de emprendimiento de Alberto Asensio e Itziar Salamanca, que devolvieron a la vida un bar chigre. Con una carta centrada en los mariscos y arroces, «es un indispensable de la gastronomía asturiana», alabó el exalcalde de Colunga, Rogelio Pando.

En la gala de entrega estuvieron también presentes el director general de Infraestructuras Agrarias y Montes, Fernando Prendes, y la actual regidora de Colunga, Sandra Cuesta, así como los alcaldes de Cangas de Onís, José Manuel González; y el de Tineo, José Ramón Feito, por ser el concejo que acogerá en 2020 los premios.