https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Casa Zabala y La Zamorana, dos iconos de la hostelería gijonesa que cesan actividad

Casa Zabala y La Zamorana, dos iconos de la hostelería gijonesa que cesan actividad
A la izquierda, Guillermo Mori, de Casa Zabala; a la derecha, José y Manuel Méndez Fernández, de La Zamorana. / Jorge Peteiro / Paloma Ucha

Guillermo Mori y los hermanos Méndez Fernández pasan página

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

Dos de los establecimientos con más solera y tradición marinera de Gijón pasan página. Casa Zabala y La Zamorana están escribiendo estos días un capítulo muy importante en sus respectivas historias, las cuales llevan décadas sustentando a base de buen producto, mimo y saber hacer.

Casa Zabala, sinónimo de productos de la mar, lleva unos días con las persianas bajadas y las comunicaciones cortadas. Al frente del negocio, testigo del inexorable paso tiempo por llevar abierto desde 1923, estaba ahora la cuarta generación, con Guillermo Mori a la cabeza. Miles de oricios y bocartes, así como kilos y kilos de ventrisca han salido de sus cocinas en estos casi cien años que el negocio lleva presidiendo el barrio alto de Gijón, Cimavilla. Su historia ahora continuará con algunos cambios. Según parece, el negocio seguirá siendo hostelero, pero propiedad de otra persona.

Noviembre de 2018 también pasará a ser una fecha importante para los aplaudidos hosteleros José y Manuel Méndez Fernández, que en 1973 montaron un restaurante que lleva todo este tiempo siendo un referente. «Nos jubilamos y, aunque hemos recibido a varios candidatos a seguir con el negocio, aún no tenemos acuerdo cerrado», explica uno de los hermanos responsables, José. «Nosotros ya no vamos a abrirlo más, por eso tiene el cartel que avisa de que estamos de vacaciones», apunta acerca del local de Hermanos Felgueroso 38-40.

Síguenos en:

Temas

Gijón
 

Fotos

Vídeos