https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Casadielles caseras para cinco millones de chinos

Wind Oeyund, Wang Cheng Xi, varias alumnas de las Escuela de Hostelería, María José Fernández, Jorge González, Carla Flores y, en los fogones, A Zi Nan y Zhe Chen. / JORGE PETEIRO

'Influencers' asiáticos aprenden a cocinar dulces y tortilla de patata para dar a conocer la gastronomía local a sus seguidores

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

A Zi Nan, Zhe Chen y Wang Cheng Xi son tres jóvenes 'influencers' procedentes de China que suman entre todos cinco millones de seguidores. Un público que en las próximas semanas conocerá la playa de San Lorenzo, querrá degustar delicias gastronómicas como la sidra y el queso Cabrales y seguirá, a través de las redes y el programa 'Liuxing Lai Xiu' de la televisión del país asiático, la receta para hacer casadielles.

Estos creadores de tendencias especializados en turismo visitaron ayer la ciudad dentro de un viaje de 18 días por toda España organizado por la Asociación de Turismo España China (Atec). Procedentes de Logroño, hicieron un alto en Gijón para conocer de primera mano la ciudad y promocionarla en su país. «Solo había oído hablar de ella porque al venir de un lugar costero me gusta investigar todas las ciudades con mar de los países que voy a visitar», reconoció Zhe Chen al poco de llegar. Para sus compatriotas, «Asturias no es de las regiones más conocidas», pero Atec consideró que incluir el Norte en el itinerario junto a lugares como Madrid, Córdoba y Sevilla «era fundamental para darles a conocer un fragmento de España representativo». Así lo explicó Carla Flores, representante de la asociación.

Antes de pisar el país la impresión que compartían los visitantes asiáticos era la de un lugar «amable, abierto y cálido con el turista». Y después de unos días de viaje acompañados por el noruego Wind Oeyuind -quien habla español y ejerce de intérprete de lenguaje y costumbres para sus compañeros- pueden ratificar lo «atentas que resultan las personas y cómo se entregan con pasión a sus negocios». En la Escuela de Hostelería, invitados por su directora, María José Fernández Campos, participaron en una clase en la que los alumnos les sirvieron crema de queso Cabrales, pastel de cabracho, xarda y fabes con almejas, entre otros platos. «Me ha llamado la atención la gran variedad que ofrece España, tanto de estilos de vida como de ambientes, gentes y paisajes», admitió A Zi Nan, creadora de contenidos. «Creo que casa muy bien con la manera de viajar de los chinos modernos, que buscan sitios con buena gastronomía y experiencias reales».

Tras la degustación, los visitantes pasaron a la acción. Se pusieron mandil y gorro y siguiendo las indicaciones de las profesoras de cocina y repostería elaboraron tortilla de patata y amasaron, rellenaron y frieron casadielles, explicando a las cámaras el proceso para retransmitírselo a sus compatriotas. «¡Me encantan! Estoy muy contenta de aprender a cocinar algo que me gusta tanto», exclamó A Zi Zan.

A continuación, se dirigieron a la playa de San Lorenzo y terminaron una intensa jornada en el llagar Trabanco, donde comprobaron el proceso de elaboración de la sidra y aprendieron a escanciarla. Este tipo de turismo más experiencial basado en viajes de cortesía que sirven a los 'influencers' para familiarizarse con los lugares y después ofrecer a sus seguidores un contenido en primera persona y de calidad que trasciende los canales institucionales está a la orden del día, apuntaron en Gijón Turismo. En opinión de Jorge González, gerente de Divertia, «esta visita, que verán millones de personas en China, es una forma de romper con el circuito tradicional y atraer a turistas chinos».

 

Fotos

Vídeos