https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

«Comer es una experiencia que empieza en la compra»

Laura y Gaspar, en una de sus tiendas. /ARNALDO GARCÍA
Laura y Gaspar, en una de sus tiendas. / ARNALDO GARCÍA

Celebran los cuatro años de su primera tienda ultimandola apertura de otra en Cudillero, dedicada a las latas

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

Los responsables de La Gijonesa Comestibles llevan un ritmo acelerado desde hace cuatro años. Fue en marzo de 2015 cuando Laura de Pablo y Gaspar Cayarga abrieron su primera tienda en la calle San Bernardo de Gijón. Trabajaban –y aún siguen– con productos de alimentación siguiendo el lema 'tan bueno por dentro como guapo por fuera'. Su proyecto, con marca propia registrada, sumó otra tienda en octubre de 2016, sita en la calle Covadonga y, en mayo del 17, abrieron la primera en Cudillero. Es ahí donde inaugurarán su nuevo proyecto próximamente: una tienda de latas que se llamará, claro, La Conservera. Así que están pasando la celebración del cuarto aniversario de su proyecto ultimando los preparativos para seguir creciendo.

Una vuelta de tuerca a la forma de vender. «Me formé en Biología y me especialicé en Ciencia y Tecnología de los Alimentos y, ante la dificultad para encontrar trabajo de lo mío en Asturias, Gaspar y yo nos aventuramos a abrir la tienda. Los dos teníamos conocimientos en comercio y en el sector turístico por trabajos previos, y la verdad es que nos gustaba ese mundo, así que optamos por él y por dar una vuelta a la forma en que se estaba vendiendo. Veíamos una carencia en cuanto a la puesta en escena. Empezamos con la premisa de saber que Asturias tiene productos gastronómicos muy ricos a los que había que darles un empujonín».

La vista es lo primero. «Trabajamos desde el principio siguiendo un lema, 'tan bueno por dentro como guapo por fuera', porque lo primero que nos atrae es la vista, eso sin duda; y más ahora con las nuevas tecnologías. Una vez que tienes una buena imagen es fundamental no defraudar con lo que ofreces dentro, por supuesto. La comida, hoy por hoy, no empieza en la ingesta como tal, sino mucho antes; comer es hoy una experiencia que comienza en el momento de hacer la compra».

Cinco líneas para seguir creciendo. «Trabajamos mucho la venta de productos con los quesos a la cabeza. Vemos que el consumo de quesos, tanto asturianos como internacionales, es creciente en la región, aunque aún está muy alejado de los números que manejan en Francia. También tenemos patés, mermeladas y cervezas, entre otras cosas. Otra cosa fundamental son los regalos y souvenirs gastronómicos para cumpleaños, Navidad, día del padre, congresos, reuniones de empresa, turistas... Estamos impulsando los detalles de boda y el sector hotelero nos contacta para ofrecer detalles de agradecimiento personalizados a sus clientes, digamos, más fieles».

La moda de regalar comida. «Ahora está de moda regalar experiencias, pasa con fines de semana en casas rurales, con spas y, por supuesto, con la comida. Estamos tan saturados de información y tenemos tanto de todo que lo que se pretende es regalar el disfrute, cosas que puedas, incluso, compartir. En La Gijonesa hemos apostado siempre por el regalo gastronómico. Hablamos de detalles que valen para todas las épocas del año y para diferentes situaciones, hasta al hospital de Cabueñes han llegado algunos de nuestros productos. En este sentido, ya no hablamos solo de los clásicos bombones, que también, sino de un abanico más amplio».

Más allá de la alimentación. «No llevamos las cuentas al detalle, pero a día de hoy tenemos unas 150 referencias propias. La mayor variedad la tenemos en patés, conservas, mermeladas y quesos, superando en todas ellas la decena. Tenemos un queso con forma de corazón elaborado por la quesería Ca Llechi y otro a la sidra. Además, el presente nos está llevando a sumar cosas más allá de la comida porque la gastronomía asturiana ya es algo más amplio.Recientemente hicimos una colaboración con la empresa gijonesa NeoAlgae por la que obtuvimos un jabón de algas».

Un futuro a todo tren. «Próximamente, esperamos que sea en abril, abriremos en Cudillero una tienda dedicada a las latas, La Conservera. Tenemos claro que el futuro de La Gijonesa pasa por la tienda 'online', la cual queremos potenciar ahora que ya tenemos tres tiendas físicas. Por el momento, las ventas a través de internet no suponen ni el 10% de nuestra facturación, pero este es, sin duda, nuestro mejor escaparate, así que lo vamos a trabajar más. Para celebrar el primer lustro, esperamos salir fuera de Asturias ya sea con tienda propia o a través de la distribución de nuestros productos. Nos gustaría seguir llevando las riendas, por eso no descartamos la entrada de un inversor que nos ayude, pero no pensamos en la opción de franquicia».