https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Doce productos imprescindibles para disfrutar sobre la mesa en otoño

La nueva estación permite variar la dieta incorporando productos de temporada, desde las setas a las almendras

Doce productos imprescindibles para disfrutar sobre la mesa en otoño
Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

El domingo pasado llegó oficialmente el otoño, la estación de tránsito al frío en la que la despensa se llena de nuevos productos. Aquí tienes diez imprescindibles para incluir en la lista de la compra. 

FRUTAS

Aguacate

Aguacate.
Aguacate.

Sin lugar a dudas, el aguacate está de moda. Sea por el auge del 'brunch' o por programas televisivos que, sin pretenderlo, lo han puesto en boca de todos, su demanda en España ha aumentado. Esta fruta de pulpa untuosa contiene más potasio que el plátano y combina a la perfección con queso de untar y salmón ahumado. Solo o en una tostada es un ingrediente de lujo para una cena ligera, desayunar o merendar. 

Manzana

La fruta reina del Principado, la cual ahora se empieza a recoger y, en grandes cantidades, a mallar para hacer sidra no puede faltar en la despensa otoñal. Sola, servida en dulce o salado, la manzana ofrece un sinfín de posibilidades. Solo hay que tener presente la variedad a trabajar para conocer de antemano sus propiedades y adelantarse a los resultados de su cocinado. Además, ayuda a reducir el colesterol en sangre. 

Kiwi

Manuel Cimas rodeado de kiwis en Villamayor.
Manuel Cimas rodeado de kiwis en Villamayor. / JUAN GARCÍA LLACA.

Las plantaciones de kiwi en Asturias no dejan de crecer. Se trata de un alimento rico en antioxidantes y vitamina C que facilita el tránsito intestinal. El kiwi se presta como acompañamiento de platos dulces, si bien solo ya es una maravilla. Se puede partir por la mitad para comerlo con una cuchara. 

FRUTOS SECOS

Castañas

Son una auténtica fuente de minerales. Por eso que solo con asarlas tras retirarles la fina piel que las recubre ya tenemos un aperitivo ideal, que además combina a la perfección con la bebida patria. La tarta de castañas es un valor seguro y trabajarlas para hacer una salsa o un puré o añadirlas en una ensalada, una idea fantástica. 

Avellanas

Rica en minerales y vitaminas, la avellana es uno de los frutos secos preferidos por quien decide ponerse en forma partiendo de una dieta equilibrada. Su elevado aporte calórico ayuda a evitar la astenia otoñal y supone un chute de energía que, bien controlado, es ideal para esta época del año en la que los días son cada vez más cortos y fríos. Cocinarla en dulce para hacer una tarta es una opción muy recomendable. 

PESCADOS

Salmonete

Salmonetes.
Salmonetes. / NEL ACEBAL.

En otoño, el salmonete tiene ojos brillantes y saltones, prueba de que es un producto fresco de temporada. El de roca tiene un precio más elevado y un sabor más potente. El truco para diferenciarlo del de fango está en su color. El salmonete de roca es rojo intenso y tiene una raya oscura que lo atraviesa longitudinalmente. 

VERDURAS

Calabaza

La baya de cáscara dura y color naranja que en octubre, por Halloween, se decora de cuantas formas permite la imaginación es rica en potasio, fósforo, magnesio y hierro. Tiene pocas calorías. Cocinarla con otras verduras para hacer un puré es una ideal más que recomendable cuando el frío aprieta... y cuando no, también. 

Calabacín

Relleno de carne y pasado por el horno es una forma de disfrutarlo en la mesa. En puré, otra muy habitual. Menos extendida es la receta que llama a servirlo en vinagre con un poco de  ajo y aceite. De cualquier forma, sepa que el calabacín contiene minerales y es rico en fósforo, potasio, magnesio, calcio y vitaminas C y B3. 

Fréjoles 

En Asturias, las judías verdes son fréjoles, que bien se pueden servir en una ensalada, una tortilla o un guiso con patata, chorizo y huevo cocidos. Sus posibilidades en cocina son muchas y variadas. Se trata de una verdura que es prácticamente agua, con un notable aporte en fibra y vitaminas C y del grupo B.  

SETAS

Boletus edulis

Es el hongo blanco. Llama la atención por su sabor y consistencia y, a simple vista, por su característico sombrero de 12 a 25 centímetros de diámetro. En cocina, el boletus edulis es una seta versátil. 

Rebozuelos

Rebozuelos.
Rebozuelos. / A.P.

El cantharellus cibarius crece cerca de coníferas (abetos, pinos, secuoyas...). Por su caracterísito sabor, es ideal para guisos. Hay que tener claro sus tiempos de cocción para evitar que se rompa si se sobrepasa el límite recomendado. 

Níscalos

Níscalos.
Níscalos.

Una de las setas más consumidas a nivel nacional. El lactarius deliciosus o rovellón es fácil de reconocer en el campo porque crece sin vegetación exuberante a su alrededor. En cocina, es tan versátil que sirve para guisos, tortillas y purés, por citar solo algunos ejemplos. 

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos