https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

El chosco, que sea de Asturias

Los productores de chosco dieron a catar el producto y muchos optaron por comprarlo. / B. G. H.
Los productores de chosco dieron a catar el producto y muchos optaron por comprarlo. / B. G. H.

En 2017 se alcanzaron cifras históricas de producción, con el etiquetado de 43.000 unidades de Indicación Geográfica Protegida

BELÉN G. HIDALGO TINEO.

El centro urbano de Tineo acogió ayer la decimoséptima edición del Festival del Chosco, Asturalimentaria 2018. El encuentro de la Indicación Geográfica Protegida (IGP), de la que forman parte siete productores locales, presumió de números. «El año pasado fue de récord histórico. Se contraetiquetaron 43.000 choscos. En lo que va de año ya superamos los 30.000 unidades y esperamos, al menos, igualar la del año pasado. Falta aún la campaña de Navidad», explicó el presidente de la IGP, Agustín Menéndez. «El incremento de la presencia del chosco en el centro fue bestial. Hoy en día en todas las sidrerías hay chosco en las cartas. Antes era un producto 100% local», dijo Menéndez.

Pese a las buenas cifras, lo cierto es que a los productores les preocupa el intrusismo detectado dentro y fuera de la región. «A medida que el producto es más conocido y más demandado, más competencia desleal nos va saliendo. El año pasado descubrimos una fábrica en Galicia que estaba elaborando algo parecido. Si no conoces el chosco, lo relacionas con el producto real y eso hace mucho daño», alertó Menéndez.

Para combatir esta situación, desde la IGP insisten en la importancia de la contraetiqueta que certifica su origen. Precisamente, Jesús Casas, el director general de Desarrollo Rural y Agroalimentación, enfatizó en la necesidad de «educar al consumidor para que elija el producto que tiene una serie de garantías y sepa diferenciarlo», señaló. El regidor tinetense, José Ramón Feito, añadió la importancia de este producto para el concejo, ya que «es un motor económico». Las siete empresas productoras emplean a setenta personas del municipio de forma directa.

Lo hay hasta en bombones

Durante la mañana, decenas de vecinos y visitantes se acercaron a los estands para degustar el producto. Marta Arroyo, de Bilbao, lo probó por primera vez. «El sabor me resulta familiar. Está rico», confesó mientras observaba al chef Ivan Villar, de la sidrería La Gran Vetusta, que mostró a los asistentes «la versatilidad del chosco». Les mostró cómo hacer bombones de chosco con boletus y compota de manzana y ensalada de cogollos. «El bombón está buenísimo. Soy de Tineo y nunca lo había comido así. Es una combinación que da mucho juego», aseguró María Luisa Cristóbal.

Mientras llegaba el plato fuerte, la fabada con chosco, sonaron las gaitas de la bandina Los Eólicos y el grupo de danza tradicional Sulabarda animó el baile. Las primeras sorprendieron a muchos. Así, Yolanda Azcárate, de origen vasco, apuntó que esta receta «es más suave, apenas tiene grasa». «Es otro sabor más 'light'. El chosco pega con todo», concluyó la tinetense, Olvido Fernández.

Temas

Tineo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos