https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

«El reto será contar los menús servidos en busca del récord»

En primer término, José Antonio Martínez, Anna Álvarez, Manuel Junco, Carlos Cristos, Rosa Vázquez, Miguel Ángel de Dios, Alberto Valdés, Paco Gómez e Iván Villar. Detrás, Leopoldo Viñuela, Alberto Rodríguez, Manuel de Dios y José María Busto. Todos vestidos con la indumentaria de la Cofradía del Desarme y mostrando la cuchara de madera./ÁLEX PIÑA
En primer término, José Antonio Martínez, Anna Álvarez, Manuel Junco, Carlos Cristos, Rosa Vázquez, Miguel Ángel de Dios, Alberto Valdés, Paco Gómez e Iván Villar. Detrás, Leopoldo Viñuela, Alberto Rodríguez, Manuel de Dios y José María Busto. Todos vestidos con la indumentaria de la Cofradía del Desarme y mostrando la cuchara de madera. / ÁLEX PIÑA

Miguel Ángel de Dios, presidente de la Cofradía del Desarme, celebra el primer Desarme con plaza dedicada en Oviedo y a la espera de ser Fiesta de Interés Turístico Regional en 2019

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

Miguel Ángel de Dios es de los que aún dice 'voy a subir a Oviedo'. Él, del barrio de Teatinos «de toda la vida», donde regenta El Bodegón de Teatinos –uno de los muchos negocios hosteleros asturianos con su sello–, preside la Cofradía del Desarme, que pasado mañana celebra su sexto capítulo no exenta de tareas. Conseguida una plaza en Oviedo dedicada al Desarme, lo próximo es que el 19 de octubre sea Fiesta de Interés Turístico Regional en la ciudad, algo que «celebraremos seguro el año que viene», confía. Lo que lleva siendo inmutable desde el siglo XIX es que por estas fechas se disfrute de un menú –garbanzos con bacalao y espinacas, callos a la asturiana y arroz con leche– que conmemora el rancho extraordinario servido como colofón de las guerras carlistas.

Algo único. «Fundamos la Cofradía del Desarme en 2012 para promocionar el menú gastronómico, su historia e importancia. El Desarme es algo nuestro, un símbolo que tiene un valor enorme y gran arraigo. No hay ninguna otra ciudad en España que disfrute un día de un mismo menú y lo celebre tanto. El Desarme es una auténtica fiesta. Nuestra diferenciación como cofradía gastronómica, formación en pleno auge, está en que no nos dedicamos a un producto determinado, sino a promocionar un menú».

Más que un día. «Nuestro objetivo, además de defender un menú que tiene casi 200 años de historia, es que se reconozca como propio de Oviedo, aunque se pueda disfrutar en otros puntos de España. Los miembros de la cofradía lo promocionamos en Madrid, pero dejando muy clara su procedencia. También potenciamos las jornadas. Antes se cataba el día 19 y ya está; lo hemos ampliamos y por eso este año se empieza la fiesta el viernes y se prolonga hasta el domingo. Hay restaurantes que lo ofertan toda la semana e, incluso, tenemos embajadores comprometidos con su divulgación en los que el turista puede comer el menú del Desarme cualquier día».

Fiesta al cuadrado. «El año pasado, en la cena de presentación de las jornadas, le comentamos al alcalde la importancia de dedicar una plaza al Desarme, y hace unos meses, la petición se aprobó en un pleno. El siguiente paso es que el 19 de octubre sea declarado Fiesta de Interés Turístico Regional en Oviedo. Ya presentamos al Principado toda la documentación y apoyos, y el director general de Turismo, Julio González Zapico, con quien coincidimos en Casa Conrado, nos indicó que la petición tenía el visto bueno por parte de la Administración. Solo falta la aprobación, con lo cual este año no dará tiempo, pero el próximo, seguro que el Desarme ya tendrá la nueva categoría.

La semana de Oviedo. «Vamos a tener dos fiestas en Oviedo motivadas por la entrega de los Premios Princesa de Asturias y la celebración del Desarme, así que no podemos tener mejor aliciente para la ciudad, que será epicentro turístico, cultural y gastronómico. Hemos invitado a los Reyes y la Fundación a que hagan una degustación del menú de Desarme, aunque no hay nada oficial. Nosotros, como hosteleros, preferimos que el día grande sea de lunes a jueves para que se pueda disfrutar la fiesta tanto con amigos y compañeros del trabajo como con la familia. Al final, como la tradición está ahí, se disfruta también, pero no es lo mismo».

Más de 10.000. «Todos los bares, restaurantes y sidrerías de Oviedo tendrán un cartel en su puertas que reza 'aquí se sirve el menú del Desarme'. Esperamos que se sirvan más de 10.000. Un reto sería contar los menús que salen durante las jornadas con la ambición de batir el récord Guinness. Seguro que en ninguna otra ciudad tanta gente disfruta de un mismo menú al tiempo. Puede ser una idea bonita para el año que viene, aprovechando el tirón internacional y que seremos fiesta turística».

Las tres 'pes'. «Los platos del menú son inamovibles. Un primero de garbanzos con bacalao y espinacas, un segundo de callos a la asturiana que siempre tienen que tener las tres 'pes': pequeños, picantinos y pegajosos, y arroz con leche. Los guisos son parte de nuestra cultura y una particularidad de este menú es que solo se necesita una cuchara».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos