https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

«Las microalgas aportan valor nutricional a los platos»

Albert, con botes de spirulina en polvo y Vesana./PALOMA UCHA
Albert, con botes de spirulina en polvo y Vesana. / PALOMA UCHA

Ignacio Albert es biólogo y cofundador de Neoalgae, una empresa que nació para fomentar el consumo de microalgas en diferentes sectores, como la alimentación humana y animal

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

El biólogo alicantino Ignacio Albert se formó en la Universidad de Oviedo. Pasó sus primeros años laborales trabajando en el sector de la consultoría ambiental hasta que, en 2012, le surgió la oportunidad de montar Neoalgae junto a su socio Fidel Delgado. Esta empresa, con centro de operaciones en el polígono de Lloreda (Gijón) y escisión en Luanco, desarrolla sus actividades en el sector de la biotecnología de microalgas, ante lo que la gastronomía tiene mucho que decir, sobre todo para consumidor deportista y vegano. Como curiosidad, parte del trabajo de Neoalgae está presente en las cocinas de chefs de alto nivel (bajo protección industrial por ser proyectos de investigación). De plancton, líneas de acción y forma de trabajo habla a continuación Albert.

¿Por qué no? «Hace justo seis años nos surgió la oportunidad a Fidel y a mí de montar Neoalgae. La idea la motivó, precisamente, una consulta sobre microalgas. Ahí fue cuando nos preguntamos por qué no hacer algo específico con ellas. Decidimos que era una buena idea de negocio y fuimos primero enfocados al asesoramiento y, progresivamente, sacando productos al mercado. Primero, destinados a la acuicultura y, luego, abriendo el abanico hacia la cosmética y la alimentación. Hay más, este año lanzamos la línea de fertilizantes ecológicos».

Adaptación continua. «Como nos dedicamos a un sector inexistente, vamos adaptando el plan de negocio a las necesidades. Las microalgas abastecen a otros sectores, así que sacamos productos que no hay en el mercado y vamos convenciendo de su utilidad a industrias consolidadas. Ahora mismo, somos fuertes en desarrollar productos para terceros. Lo siguiente es sacar producto final. Hasta el momento hemos participado en una quincena de proyectos a nivel regional, nacional y europeo. Uno de los más importantes ha sido el Vopsa, destinado a hacer Omega 3 a partir de microalgas».

En la nada está la oportunidad. «En España, somos al menos cuatro las empresas, ya consolidadas, que nos dedicamos a las microalgas. Dos apuestan por los fertilizantes; otra, por hacer productos gourmet sobre todo y nosotros abarcamos diferentes sectores de alto valor. En otras partes del mundo, cómo EE UU o Israel, el negocio de las microalgas está más desarrollado y hay empresas muy especializadas, que se dedican a cosas muy concretas. Por ejemplo, a hacer un antioxidante que luego venden a la industria cosmética».

Macro y micro. «Tradicionalmente, sobre todo en Asia, se han utilizado más las macroalgas: lechuga de mar, kombu, wakame... Las que cultivamos nosotros son micro, el plancton de toda la vida. Personalmente, algunas especies de microalgas me recuerdan a berberechos o percebes por su sabor característico. El negocio de las micro va a ir a más porque se aprovechará su valor funcional. Irán en la línea de aportar valor nutricional a los platos: unas son ricas en vitaminas, otras en Omega 3...».

Público potencial. «Deportistas y veganos son algunos de nuestros mejores públicos en cuanto a producto final. Hemos desarrollado toda una línea de suplementos alimenticios a partir de spirulina y chlorella. Tenemos cremas de verduras que hacemos con el polvo de las microalgas y con verduras y hortalizas frescas. Las trabajamos en la planta de Luanco y vendemos a través de dos canales: herboristerías, tiendas gourmet y supermercado ecológico, y 'online'. Pero siempre con la máxima de que toda nuestra fabricación sea sostenible y que nuestros primeros y principales clientes sean los asturianos».

Apuesta por lo ecológico. «Ahora se demanda mucho lo ecológico. Así, con nuestra marca Vesana Superfoods trabajamos principalmente cremas de verduras con superalimentos con certificación vegana y ecológica. Lo más reciente que estamos haciendo son fertilizantes en ecológico a partir de la spirulina. Es una tendencia en alza y tiene su sentido, pues igual que los consumidores de calle cada vez apuestan más por productos naturales, los agricultores también. Aquí vimos esa oportunidad y la estamos trabajando para lanzar nuevos productos en este campo. Aunque abarquemos muchos sectores, lo que distingue a Neoalgae de otras empresas es que somos un ejemplo de constante innovación».

 

Fotos

Vídeos