https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Por qué es poco tomar solo 12 uvas

Por qué es poco tomar solo 12 uvas

Es una fruta rica en antioxidantes y vitaminas y no engorda

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

La uva, esa fruta de forma ovalada y sabor dulce, vive ahora su mejor momento. Su consumo suele quedar relegado al mes de diciembre por la costumbre de comerla mientras suenan las campanadas de nuevo año y eso no debería ser así porque tiene un montón de beneficios.

Para empezar, las uvas son ricas en antioxidantes, energéticas al contener hidratos de carbono de rápida asimilación (17%) y mucha vitamina C, K (esencial para que la sangre coagule rápido) y A (la que ayuda a nuestra piel a reponerse del daño solar). También contienen potasio, cobre, hierro, fósforo, calcio, magnesio, manganeso, selenio y hasta azufre. Pero es que además, no engordan.

Su índice glucémico no es alto como se piensa, tan solo medio. Son dulces, pero gracias a ello sacian a su consumidor y evitan que este coja productos menos saludables. Su aporte calórico se compensa con su capacidad depurativa. Las uvas son un laxante suave, contienen más de un 80% de agua y contribuyen a equilibrar la acidez de la sangre, la cual limpia y hace más fluida. Ayudan a mejorar el estado de ánimo y a reponerse del cansancio al combinar los carbohidratos con las vitaminas del grupo B. Sus ácidos orgánicos estimulan los riñones facilitando su acción diurética y la eliminación de sustancias de desecho.

Las uvas negras son ricas en antocianinas, que aportan su bonito color morado, y resveratrol, mientras que en las blancas destaca la quercitina. El efecto de todas estas sustancias sobre la salud es tan evidente que ha provocado numerosos estudios al respecto.