https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

La ovetense María Teresa Camacho se suma al Club de las guisanderas

Las guisandera del club, tras la cena celebrada en Yumay./E. C.
Las guisandera del club, tras la cena celebrada en Yumay. / E. C.

J. M. PUGA AVILÉS.

Son las auténticas guardianas de las recetas tradicionales asturianas, mucho más que cocineras. Conocían las características de cada alimento, mimaban el producto y eran capaces de distinguir las hierbas y condimentos que mejor se adaptaban a ellos y a cada comensal. Son las guisanderas, y el Club que les guarda las esencias celebró anoche en el restaurante-sidrería Yumay, en Villaverde (Avilés), una nueva cena de hermandad, la que hace la número 21, y aprovecharon para entregar el XV Premio Guisandera de Oro, que este año recayó en el periodista y divulgador Ramón Sánchez Ocaña, que recibió el premio de Amada Álvarez, presidenta del Club de las Guisanderas de Asturias. María Teresa Camacho, del bar Camacho, fue nombrada anoche nueva guisandera, y se homenajeó también a tres guisanderas jubiladas: Paloma y Teté, de Casa Zoilo, en Muros de Nalón, y Tinina, de Tapia de Casariego, que estuvieron acompañadas por sus respectivas alcaldesas, Carmen Arango y Ana Vigón, así como David González, de Otea. El acto, como no podía ser de otra forma, se acompañó de una cena, en la que Sánchez Ocaña agradeció el premio recibido y elogió la labor de las guisanderas a la hora de conservar las esencias de la gastronomía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos