https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

La Lubina del Atlántico busca público en la región

Isaac Loya cocina lubina en el Palacio de Valdesoto. /Pablo Nosti
Isaac Loya cocina lubina en el Palacio de Valdesoto. / Pablo Nosti

Aquanaria presentó su producción y el cocineroIsaac Loya la cocinó de cinco formas diferentes en Siero

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

La empresa cántabra Aquanaria, productora de lubina de gran talla para mercado gourmet, quiso que Asturias fuera la primera parada de su 'tour' de promoción. Su director comercial, Pedro Sánchez, se encargó de hablar de su producto y de su forma de trabajarlo a los hosteleros congregados en el Palacio de Valdesoto (Siero).

 Aquanaria trabaja lubinas de 2 a 4 kilos de peso, las cuales cría en aguas del Atlántico. Semejante talla motivó que la mayor parte del público profesional reunido fuera de la rama dedicada a banquetes y eventos. Isaac Loya, cocinero anfitrión, estaba entre ellos, pues además de su Real Balneario se encarga del 'catering' en el edificio que les prestó su techo en Siero.

«El pescado cuanto más grande sea, suele ser mejor. Nuestra lubina del Atlántico presenta una textura muy firme y un sabor mucho más intenso que el de la mediterránea. Por eso es ideal para consumir en crudo», apuntó Sánchez.

Aquanaria es una marca que acaba de cumplir dos años, si bien la empresa que está detrás lleva funcionando desde 1973. «Somos la más antigua de España dedicada a cultivos marinos», apuntó el responsable comercial. Exportan su lubina a 21 países, con España a la cabeza seguida de Estados Unidos, Italia, Francia, oriente medio y Asia. Llamó la atención de los presentes que sea el primer producto con certificación libre de anisakis.

De aprovechar las virtudes en cocina de su producto se encargó Loya, que aprovechó a presentarla de cinco formas distintas: al vapor, a la brasa, al cava, tartar y sashimi.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos