https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Las críticas más demoledoras de restaurantes en Asturias

Foto de archivo de una fabada/
Foto de archivo de una fabada

Hacemos un recorrido por algunos de los peores comentarios encontrados en TripAdvisor sobre establecimientos hosteleros asturianos

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Está claro que en la variedad está el gusto, sobre todo cuando nos referimos a restaurantes. Sin embargo, hay establecimientos que se coronan por tener más comentarios negativos que positivos, algo que no les beneficia en absoluto, puesto que una mala crítica es determinante para aquellos que buscan dónde comer en una determinada zona y por eso emplean páginas como TripAdvisor.

Hagamos un recorrido por algunos de los comentarios más demoledores sobre restaurantes en Asturias:

Perfecto para pillarte una indigestión

«La comida es de pésima calidad, de asturiano real tiene lo mismo que yo de marciano, y al final no deja de ser un intento de franquicia con la merma de calidad que muchas veces, y esta no es una excepción, conlleva. Las raciones son más bien justitas, lo bueno es que como no hay quien se lo coma, al final siempre sobra :-)... Todo es congelado y grasiento. El cachopo está seco, vacío y además quemado. Otros platos son una balsa de aceite y en general todo pasa por ser la típica 'fritanga'... (…) Por lo menos la sidra está bien y es más que necesaria para que pase la comida.

En resumen, si alguien busca un asturiano más o menos auténtico, este es el último sitio donde ir a comer... en caso de que simplemente quieras una comida normal, también»

Pésimo

«Nos encontramos un trozo de un trapo de cocina en el cachopo. No nos ofrecieron ni una disculpa e inexplicablemente, nos cobraron el cachopo. Evidentemente, no volveremos».

Cuando suena la campana sale comida de la cocina

«Pues eso. Estaréis tan aburridos de esperar que estaréis atentos a la campana que tocan en cocina cuando sale una comanda. Sitio desastroso con tiempos de espera eternos (desde que pedimos mesa hasta que empezamos a comer, una hora y cuarto. Y no estaba lleno el local). Es peor cuando te sirven la comida. Unos mejillones en no muy buen estado que al menos tuvieron el detalle de no cobrar, plato de parrilla recalentado (aquello no había salido de la parrilla recientemente)...

Lo único destacable que los camareros intentan arreglar el desastre con amabilidad pero con eso solo no vale.

En fin el peor sitio que conozco en Gijón para comer.»

Decepcionante a más no poder

«Fuimos a comer a este restaurante por evitar las opciones más turísticas. Sólo al ver la carta ya estuvimos a punto de marcharnos. Unos precios desorbitados para dónde están y lo que ofrecen. Un entrecot grande pero sin sabor y cubierto de ajo picado que suponemos solo tenía la misión de ocultar el sabor de la carne (19€). Menú del día (18€) con pastel de cabracho que fue lo único que disfrutamos, y bonito guisado seco, pasado e incomible que te venden como rollo de bonito. La alternativa era ensaladilla rusa y albóndigas.

Unos pimientos crudos y sin sal y patatas fritas industriales como acompañamiento. Total 40 €.

Se lo dijimos a la persona que nos atendió y no sólo no se disculpó, sino que nos dijo que haber pedido el entrecot sin ajo. Primera vez que nos falla Trip Advisor. No esperamos ni al postre para irnos».

Comida con sorpresa

«Pedimos un plato parrilla que atención... tenía GUSANOS. Tal cual, GUSANOS vivitos y coleando en el pollo. Lamentable. Lo mismo entras a comer y sales con los pies por delante»

Tieso como una vela

«Mis amigos me llevaron a cenar a esta sidrería, donde las apariencias engañan. Llegas y lo ves todo bien pero en el momento que te pones a cenar, el servicio es pésimo. Entre culete y culete, media hora que casi me levanto yo a escanciar.

El primer plato fue para ir sabiendo en dónde me metí. Detrás pedimos una parrillada de carne y, buf, tiesa como una vela y tan salada que parecía que estaba bebiendo el mar Cantábrico. La parrillada estaba compuesta de solomillo de cerdo, costilla, chorizo criollo, chuletilla de cordero, pollo y churrasco».

.