https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

«Solo teníamos que dar una vuelta a la idea original para reabrir Casa Conrado»

«Solo teníamos que dar una vuelta a la idea original para reabrir Casa Conrado»
Asistentes a la reapertura de Casa Conrado ocupan la plaza frente al restaurante. / ALEX PIÑA

Javier Antón celebra la reapertura del negocio, impulsada por el propietario del Llagar de Colloto, Iván Suárez

J. C. A. OVIEDO.

Empresarios y hosteleros ovetenses, y también muchos amigos y familiares, se acercaron ayer hasta Casa Conrado para celebrar la reapertura de un restaurante con más de cuatro décadas de vida pero que el último año mantuvo la persiana bajada. Javier Antón, heredero del negocio familiar cerrado en marzo de 2017 y que ahora forma tándem con Iván Suárez, explicó que «mi mundo es el de la hostelería y siempre tuvimos presente que íbamos a reabrir; solo teníamos que dar una vuelta a la idea original».

Ese giro viene desde el Llagar de Colloto, de la mano de Suárez, que también incorpora a Miguel Fernández como responsable de la oferta gastronómica. El empresario, mientras recibía buenos augurios de los invitados, relató que Casa Conrado le sedujo para acercar su afamada carne de buey al centro de la ciudad por «solera y ubicación: es el mejor local». «Estamos muy ilusionados al arrancar este nuevo proyecto», agregó Suárez, que quiso mantener un equilibrio entre la tradición y la renovación que plantean para un salón que podrá llegar a congregar a setenta comensales.

«Conservamos platos de la casa como la tosta de foie y la merluza, porque queremos que sea un restaurante de producto», comentó. Otra de las señas de identidad del local, las tertulias de sobremesa, se mantienen e incluso se refuerzan. «Para los fines de semana queremos que haya equipo en sala para que la sobremesa se alargue», indicó.

«De valientes»

Entre las caras conocidas que llenaron la plaza de Juan XIII durante el cóctel de bienvenida estuvieron Carlos Paniceres, presidente de la Cámara de Comercio de Oviedo; José Luis Álvarez Almeida, presidente de Otea, y David González, responsable de la junta local. González quiso dar su apoyo al nuevo Casa Conrado & Suárez -como reza el cartel- porque «emprender es de valientes, sobre todo ante el poco apoyo que nos brinda el Ayuntamiento. Es un placer estar aquí».

De la alegría de ayer por la inauguración a los nervios de hoy para ofrecer los primeros servicios. Como Suárez explicó, han logrado arrancar con reservas para toda la primera quincena de este mes y, como novedad en los horarios, también abrirán los domingos para dar comidas. Los más curiosos quisieron echar un vistazo a la nueva sala a la que se le ha 'lavado la cara' con una decoración en tonos suaves y donde impera el verde de los ornamentos vegetales. Un contrapunto estético, al menos, a los imponentes chuletones de buey que saludan al cliente en el expositor.

 

Fotos

Vídeos