https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Las mejores fabes de Asturias son con carrilleres

El jurado prueba los platos presentados a concurso./J. M. P.
El jurado prueba los platos presentados a concurso. / J. M. P.

La maliaya Victoria San Miguel vuelve a ganar el Concurso Regional Amateur de Villaviciosa y comparte su receta para celebrarlo

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

Recibir un premio siempre es motivo de alegría. Si no, que se lo digan a Victoria San Miguel, que ha vuelto a ganar el Concurso Regional Amateur de su Villaviciosa natal al presentar un plato sobresaliente de fabes con carrilleres. San Miguel lleva prestando sus elaboraciones a este certamen tantos años que ya ha perdido la cuenta y, dice, "siempre me acabo llevando algún premio". Lo que no resta para haber recibido con "ilusión y alegría" el galardón en esta octava edición, celebrada el sábado a mediodía en el Mercado de Abastos de Villaviciosa.

Tan acostumbrada está a ganar que la cocinera maliaya no se ha llevado esta vez solo un premio, sino dos, pues sus fabes con rabo de toro quedaron en tercera posición. Paciencia y dedicación son algunos de sus secretos cuando se pone manos a la obra en la cocina. Los otros dos grandes trucos cuando a trabajar la faba se refiere son "utilizar faba seca y siempre de la Indicación Geográfica Protegida", confiesa.

Victoria San Miguel comparte la receta de las que son ya oficialmente las mejores fabes con tropiezo de este 2018. El primer paso es estofar el producto estrella de la gastronomía asturiana. "Yo pongo les fabes con cebolla, pimiento rojo, ajo y un poco de aceite de oliva", cuenta. Después es el tiempo para trabajar las carrileras. "Las limpio, que eso es importante hacerlo para eliminar cualquier 'cosuca' mala, y las adobo con un poco de ajo. Las dejo reposar para que se impregne bien de su sabor y, luego, las paso por la sartén solo vuelta y vuelta para sellarlas bien y añado cebolla, pimiento rojo, vino tinto y Pedro Ximénez", explica San Miguel. Hay que dejarlas a fuego muy lento unas dos horas y media, aproximadamente, antes de sacarlas y meter les fabes para que se impregnen bien del sabor. Será entonces momento de comprobar el punto de sal, pudiendo no ser necesario añadir más, ya que habremos añadido previamente a las carrilleras.

Quiso la casualidad que el segundo puesto del concurso amateur de fabes organizado por Gustatio se lo llevara un plato de fabes con calamares, ingrediente que suele comprar siempre por estas fechas Victoria San Miguel para participar en el concurso. "Esta vez no lo encontré de potera, y decidí cambiar la receta y presentar el de rabo de toro", cuenta, plato este último con el que quedó en tercer lugar de una competición reñida al máximo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos