https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Cocina salada elaborada con miel

Plato de bacalao, de Iván Villar; arroz de pita pinta, de Borja Alcázar; y untoso de fabes, de Sergio Fernández./Álex Piña
Plato de bacalao, de Iván Villar; arroz de pita pinta, de Borja Alcázar; y untoso de fabes, de Sergio Fernández. / Álex Piña

Promiel presentó su nueva cosecha en un acto que los productores aprovecharon para pedir la concesión de una IGP

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

Es el momento de apostar por la miel de Asturias, hoy amparada en la marca Alimentos del Paraíso. Aunque este año no ha sido el mejor en cuanto a cantidad de producción, debido al mal tiempo que afectó al campo a principios del verano, la calidad y variedad de la miel elaborada en Asturias es manifiesta. Y va a más año tras año.

Así las cosas, el presidente de Promiel, Luis Pérez, aprovechó la presentación de la nueva cosecha celebra ayer en Oviedo para pedir la concesión de una IGP «que nos ayude a estar». Es consciente de que los productores del Principado jamás podrán igualar a los de otros puntos del país en cuanto a cantidad, pues las diferencias son grandes, más este año, «en el que se recoge la peor cosecha que se recuerda en la zona», apuntó el presidente del grupo que aglutina desde hace cuatro años a 20.000 colmenas de varios productores.

Luis Pérez aprovechó la presencia de la directora general de Desarrollo Rural y Agroalimentación de Asturias, María Jesús Aguilar, parahacer pública la petición de IGP. «Estamos preparados para serlo y de verdad que lo necesitamos», dijo. Aguilar, por su parte, remarcó el compromiso con el sector agrario asturiano y utilizó su intervención para incidir en «la mejoría que reportarán los nuevos presupuestos», pues la partida destinada a denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas «será superior a la actual». No se aventuró a decir más. Sí a confirmar sin atisbo de duda que «el futuro de Asturias pasa por la agroalimentación y el mundo rural».

Promiel surgió de la necesidad de colaboración, de pensar que en la unión está la fuerza y que suman más si van de la mano. El año pasado produjeron 100 toneladas de miel y las cifras de este aún no están cerradas.

Para ayudar, asistieron a la presentación y a la reivindicación hosteleros y compañeros de la marca Productos del Paraíso. Había cocineros, agricultores y representantes de la DOP Vino de Cangas y la IGP Faba y Verdina de Asturias.

Para redondear la velada, dos productores, Mabel García, de Ería de Valles, y Julio Fernández, de La Boalesa, compartiron su experiencia en el negocio 'mielero' y tres cocineros se aventuraron a servir a los presentes platos salados con la miel como ingrediente.

Iván Villar, anfitrión de la cita en La Gran Vetusta, preparó lomo de bacalao con el verde de Asturias (hecho con verdinas) y su miel; Borja Alcázar, de El Abrelatas (Pola de Siero), eligió hacer arroz con pita pinta asada al limón y miel, y Sergio Fernández, de El Tomate Bistró (Gijón), por su parte, un untoso de fabes y alioli de miel.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos