https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

La sidra busca público joven

La sidra busca público joven
Pilar Álvarez, Pedro Caramés, Daniel Álvarez, Alejandro Morán, Alejandra Venegas, Ricardo Suárez y Daniel Ruiz, durante la presentación de la campaña en Villaviciosa. / A. G.-O.

La Denominación de Origen implica a los chigreros para enseñar a los jóvenes «hábitos de consumo»

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

Los jóvenes. Este es el objetivo de la nueva campaña de la DOP (Denominación de Origen Protegida) Sidra de Asturias. Color, música, ritmo y una apuesta por lo visual para atraer a los consumidores más jóvenes hacia este producto. Seis chigreros «auténticos» serán los protagonistas de esta nueva promoción, que sigue la línea marcada recientemente con la organización del Asturias Sidra Sound. «Debemos conseguir que la sidra con Denominación de Origen sea la primera opción de los jóvenes a la hora de consumir bebidas alcohólicas de baja graduación. Por eso hemos apostado por una campaña impactante», indicó el gerente del consejo regulador de la Denominación, Daniel Ruiz.

Como ocurriera en la campaña anterior, la entidad ha vuelto a poner el foco sobre los chigreros, «el último eslabón del proceso de elaboración de la sidra».

Esta vez la selección ha sido abierta; se presentaron 33 candidaturas. Todas ellas formarán parte de una manera u otra de la promoción, aunque seis nombres han sido los elegidos como protagonistas principales: Daniel Álvarez, de la Sidrería El Valle; Pedro Caramés, La Finca; Alejandro Morán, La Pámpana; Pilar Álvarez, El Restallu; Ricardo Suárez, La Noceda; y Alejandra Venegas, Parrilla Ramón. Su imagen será la que se vea en esta campaña, con ritmo tecno y filtros de colores, hasta el 15 de septiembre.

«Los chigreros somos los encargados de explicarle al consumidor los beneficios de la sidra de Denominación. Tenemos que saber vender lo nuestro», contó Pilar Álvarez, de la sidrería El Restallu, de Gijón. Esta empresaria reconoce el importante papel que juegan en la promoción del producto tanto los escanciadores como los dueños de los locales. Son ellos los que tienen en su mano que «la gente joven aprenda y tenga unos hábitos de consumo» determinados.

La sidra de Denominación supone el 10% de la consumida en la región. Es un dato positivo, pero el consejo regulador quiere seguir incrementando las ventas. «El mayor reto está en Asturias. La gente pide sidra natural. El que viene de fuera da por hecho que tiene que beber DOP», reconoce Daniel Álvarez, de la sidrería ovetense El Valle.

El consejo regulador se ha centrado estos dos últimos años en el mercado regional, donde, en palabras de Ruiz, «es necesario coger masa crítica». Una vez cumplidos los objetivos, el siguiente reto pasará por llevar la cultura sidrera tanto fuera de las fronteras del Principado como de España. Algo que se quiere conseguir, además, a través de su candidatura, en la que ya se está trabajando, a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. El gerente tampoco destaca que con el tiempo los precios los vaya marcando la calidad del producto.

Temas

Sidra
 

Fotos

Vídeos