https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Qué plantar en la huerta asturiana a principios de primavera

Patatas, fundamentales en el calendario de la huerta asturiana. /José Simal
Patatas, fundamentales en el calendario de la huerta asturiana. / José Simal

La llegada de la primavera el 20 de marzo marca el inicio de los trabajos en la huerta

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

Los últimos días del invierno y los primeros de la primavera son claves para trabajar la huerta. Es una época fundamental porque cambia la temperatura y la intensidad de la luz solar, por lo que hay que aprovecharla antes de que sea demasiado tarde. Eso sí, no se trata tanto de atender al calendario como de mirar por la ventana. A la hora de trabajar la huerta no hay nada absoluto, depende de la temperatura de la tierra, de las horas de sol y hasta de la cantidad de lluvia.

El 20 de marzo empezará la primavera, así que toca ponerse manos a la obra o, al menos, ir mentalizándose de ello. La cuestión está ahora en saber qué hay que trabajar a estas alturas del año. Aquí tiene un listado acerca de qué y sembrar y plantar en la huerta asturiana a principios de la primavera:

Para sembrar (o sea, colocar las semillas en la tierra preparada para este fin):

- Remolacha

- Rabanitos

- Arbeyos

- Patatas

- Zanahorias

- Espinacas

- Fabes de mayo

Para plantar (o sea, poner una planta en la tierra):

- Cebollas, una vez que las plantas hayan alcanzando los 10 centímetros de altura.

- Coliflor (a finales de abril)

- Calabacines

- Pimientos (a finales de abril)

Para colocar en semillero (que luego habrá que llevar a la tierra de la huerta)

- Berenjenas

- Brócoli

- Coles de Bruselas

- Coliflor

- Repollo