https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Platos solidarios para frenar la desnutrición

Picofino. Alicia García prepara fajitas de pollo/Imanol Rimada
Picofino. Alicia García prepara fajitas de pollo / Imanol Rimada

Casi una treintena de establecimientos de Asturias participan en la iniciativa 'Restaurantes contra el hambre'

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

Seis millones de niños murieron en 2017 en todo el mundo según las últimas estimaciones publicadas por la ONU. La mayoría de esas muertes, según los mismos estudios, evitables solo con disponer de agua corriente y comida. Acabar con la desnutrición es el objetivo marcado por Acción contra el Hambre. La ONG acaba de lanzar la novena edición de su proyecto solidario 'Restaurantes contra el hambre', cuyo objetivo es concienciar a la ciudadanía a través de la hostelería.

Hasta la fecha, 1.250 establecimientos de todo el país se han adherido a su iniciativa, de los que veintisiete se hallan en Asturias. Cifras estas no definitivas, pues el plazo para inscribirse permanecerá abierto hasta el 30 de septiembre. Involucrarse en el proyecto es muy fácil: solo hace falta visitar los restaurantes, bares y cafeterías participantes y echar un vistazo a su oferta solidaria, marcada con etiquetas y explicada por sus responsables. Cada establecimiento ha elegido poner uno o varios platos de su carta o incluir el menú en el proyecto 'Restaurantes contra el hambre'. Cada vez que un comensal los solicite, el local donará parte de su precio –entre 0,50 y 2 euros– a Acción contra el Hambre.

La solidaridad no acaba ahí, pues en todos los establecimientos adheridos hay huchas destinadas a recaudar fondos para que cualquier cliente pueda participar independientemente de su elección gastronómica. Así será hasta el 15 de noviembre, día en el que el plazo acabará y llegará el momento de hacer el recuento.

«Si podemos ayudar, tenemos que hacerlo». Es el mensaje de Blas Carroccio, responsable de La Taberna Zíngara de Gijón y Oviedo. El cliente de ambas que pida el coulant, que preparan con un praliné casero y chocolate belga, está destinando parte de su pago a 'Restaurantes contra el hambre'. «Llevamos algo más de un año colaborando con la asociación Patos Salvajes de Oviedo, así que cuando nos informaron de la idea de Acción contra el Hambre, nos quisimos unir», dice Carroccio.

El resultado reconforta. «El año pasado recaudamos unos 400 euros», cuenta Juanjo Cima, de Vinoteo y Las Tablas del Campillín, ambos en Oviedo. Este año repite con su cachopo solidario, relleno con bacón y queso.

Los cocineros Quique Dacosta, Albert Adrià y José Carlos García apadrinan la iniciativa, que el año pasado reunió 195.000 euros. «Nos sentimos orgullosos de formar parte de esta comunidad hostelera comprometida con que todo el mundo tenga acceso a una alimentación adecuada», explicó el chef asentado en Dénia Quique Dacosta, que es Caldereta de Don Calixto 2017 –premio que concede este suplemento–, además de embajador de Acción contra el Hambre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos