https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Gavia amplía su oferta hostelera con Mamáguaja

Viñuela, Heres y Gacimartín, delante del 'photocall'. / ARNALDO GARCÍA
Viñuela, Heres y Gacimartín, delante del 'photocall'. / ARNALDO GARCÍA

Abre al público esta semana un nuevo espacio gastronómico en Fomento que evoca los bosques asturianos

M. M. GIJÓN.

El Grupo Gavia ampliará su oferta hostelera en la ciudad con la apertura al público esta semana de un nuevo restaurante bar en Fomento, Mamáguaja, que eleva a trece los negocios que tienen actualmente en activo y a 21 los proyectos emprendidos desde su irrupción como grupo empresarial en 1988.

Según explica Javier Martínez, uno de los socios fundadores de Gavia, el nuevo espacio gastronómico tendrá «tintes asturianos incluido el nombre» y contará con 400 metros cuadrados incluido el sótano, con accesos por Marqués de San Esteban y Rodríguez San Pedro. «El concepto es el de una 'restería', que aúna sidrería, brasería y coctelería, con una propuesta diferente de visitar un local». «Como dijo Ferrán Adriá, lo primero que busca un cliente a la hora de elegir un sitio para comer o cenar es la escenografía, el trato, el ambiente y la comida. Nosotros perseguimos todos esos objetivos con Mamáguaja», enumeró el empresario.

El nuevo proyecto contará con una gran zona de bar en la que poder consumir en su amplia barra o en sus mesas altas, un comedor con 35 mesas y vistas al Puerto Deportivo y una sala en el sótano que podrá ser utilizada como zona privada y contará con 'photocall' con el nombre del local, un chéster y jardín vertical. Se servirá sidra Trabanco, pero no será escanciada, sino canalizada y servida con escanciadores automáticos de pared. Además, habrá varias filas de terraza dentro y fuera de los arcos de Marqués de San Esteban.

Al frente de la cocina estarán Jorge Gacimartín, Caldereta de Don Calixto, y Fernando Viñuela. Ambos chefs sacarán el máximo rendimiento a los hornos y brasas Josper de la cocina con una carta basada en el producto de temporada de calidad. Sobre todo carnes, pescados, mariscos y huerta asturiana. El jefe de sala será Pedro Heres y en total se dará empleo a unas 25 personas para atender los diferente horarios. De 12 horas a 1 de la mañana entre semana y de 12 a 2.30 de la madrugada durante los fines de semana.

Uno de los puntos fuertes del nuevo local será la decoración de Jorge Currás, inspirada en los bosques asturianos, y la iluminación, cambiante en función de la hora del día. La obra arquitectónica, para adecuar el antiguo Blow Up y una tienda de pinturas a los usos de restauración, corrió a cargo de Antonio Fernández Morán. La presentación en sociedad de local tendrá tres días de inauguraciones entre hoy y el jueves.