https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg
CANDÁS

Mesón del Mar - La Arisueña

Mesón del Mar - La Arisueña

Paloma y Rosi forman parte de un linaje marinero antiguo y plenamente activo: su cocina casera incluye al propio Cantábrico

Luis Antonio Alías
LUIS ANTONIO ALÍASGijón

Los cristales de puertas y ventanas traslucen oleajes. Y el interior posee el aspecto de un auténtico mesón de pescadores con formas y molduras de los años cincuenta: resulta fácil que la imaginación coloque ante la barra lobos de mar enfundados en impermeables amarillos, mientras esperan que amaine el temporal, o celebran las productivas capturas.

Peliculero, vale, pero completamente posible en Candás, milenariamente unido a su puerto provisor, el mismo que le hace festejar anualmente la sardina, entregó su milagroso Cristo, proporciona contenidos a sus conservas, da trabajo de palangre y cazuela, moldea la gastronomía y levantó un blanco faro sobre la punta y cantil de San Antonio.

Mesón del Mar - La Arisueña

Dirección:
Calle del Rosal, 6 - Oviedo
Teléfono:
985 87 00 35
Cocina y sala:
Paloma García García y Rosi García García
Apertura:
1965 (actual etapa 2007)
Descanso:
domingo cena y lunes
Media a la carta:
35 euros
Sidra:
Trabanco
Tarjetas:
se aceptan

Provisor, sí, y también terriblemente traidor:'esa mar que ves tan bella', dice la canción.

Precisamente alcanzó su cénit traidor tal día como hoy de 1840, un 24 de enero, cuando la peor galerna imprevista e imaginada destrozó temporalmente la vida y el progreso candasinos:noventa y seis marineros (los mejores) y bastantes embarcaciones (las mayores) fueron tragados por vientos y remolinos, quedando la población huérfana, mermada y sin recursos. Muchas viudas se fueron para Gijón o Avilés de criadas y los huérfanos recibieron la solidaridad de gremios mareantes vecinos.

Paloma y Rosi nacieron en Bañugues y provienen de gentes que forman parte de los nobles, esforzados, heroicos y generosos gremios citados por parte de padre y hermanos.

En casa unos pescaban y otras cocinaban, norma general entonces aunque actualmente suene políticamente incorrecta. Y en temporada perceberos y oricieros, héroes de la escalada, el equilibrio, y el surf sin tabla.

En cuanto la edad les dio permiso, ambas aprendieron trabajando dentro y fuera de Asturias, incluidos hoteles de cinco estrellas tinerfeños (que con ellas supieron cuánto ganaban sus pescados –tollos, samas, viejas, chernes– con un punto del Cabo Peñas). Finalmente, atrapadas por la nostalgia de los paisajes y paisanajes natales, retornaron a Bañugues, dirigieron clásicos del buen comer local (que esta aldea vacacional, playera, marisquera, de puerto hendido, leyendas contrabandistas y desmanteladas minas de hierro, enriquece los recetarios y reina sobre los oricios),antes de coger, hace doce años, el veterano Mesón del Mar-Casa Paco, que rebautizaron Mesón del Mar-La Arisueña, nombre olvidado de la zona playera donde se alza la casa familiar.

El mesón, que añade títulos de restaurante y sidrería, mantiene las molduras y gracias de los años sesenta, y sus colores y contrastes prestan, acomodan y escalecen.

Rosi presenta y sirve lo que su hermana prepara;y en tales preparaciones reina la plancha. Lógico. Disponiendo de ejemplares literalmente capturados por tres hermanos, ¿qué añadirle al xargu, al besugo, a la lubina, a la merluza, a los bocartes y sardinas, o al virrey que aceite, ajo, y el golpe de calor preciso?

Otrosí cuando tocan oricios, almejas, navajas, bugres y bien peloninos intensos, o bien centollos colmados. ¿A qué buscar complicaciones fuera de los propios jugos tonificando entrañas?

Les llámpares sí demandan una salsa alegre y la tienen, los calamares frescos un rebozado leve y una fritura limpia, las paellas de marisco los granos en dente y momento, las calderetas una xuntanza y suma de redondo resultado, las parrilladas y mariscadas iguales frescores y procedencias dentro de la variedad. Aparte, la ensalada de bonito en escabeche ejerce de veranillo de San Martín en los presentes fríos.

A la pesca y cocina en familia debemos añadir unos precios así mismo familiares, infrecuentes por ajustados, que los caladeros cercanos, no obstante el incremento de la seguridad, los materiales ligeros, las mediciones electrónicas, las previsiones del tiempo o las detecciones de roquedos y farallones, vuelven de vez en cuando a proporcionar lutos.

Pulpo amariscado a La Arisueña

Ingredientes para 4 comensales:

-1 pulpo de dos kilos.

-4 andariques.

-8 langostinos.

-12 almejas.

-1 pimiento rojo.

-2 cebollas.

-4 patatas nuevas.

-1 diente de ajo.

-Aceite de oliva virgen.

-Sal.

Elaboración:

1. Descongelamos el pulpo al frío de la nevera.

2. Lo limpiamos de toda tela y adherencia.

3. Lo cortamos en rodajinas (los de la comarca del Cabo Peñas merman poco).

4. En olla pochamos, bien picados, el ajo, las cebollas y el pimiento, usando siempre aceite de oliva virgen.

5. Añadimos al pochado las cabezas de langostinos .

6. Revolvemos y vertemos alrededor de un cuarto de litro de agua.

7. En cuanto surja el hervor, bajamos el fuego al mínimo y dejamos que hierva sobre veinte minutos , revolviendo cada poco.

8. Pasamos la salsa resultante por un triturador, y posteriormente por un chino.

9. La volvemos a la olla y cocemos allí, directa y pausadamente, las patatas cortadas en trozos grandes, el pulpo, los cuerpos de los langostinos y les andariques cortadas por la mitad.

10. Transcurrida media hora comprobamos la textura del pulpo y rectificamos de sal.

11. ¡Y al centro de la mesa!

 

Fotos

Vídeos