https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Naguar se muda a Ribadesella

Pedro Martino sostiene un plato de oricios frente al ventanal de su nuevo Naguar. /Juan García Llaca
Pedro Martino sostiene un plato de oricios frente al ventanal de su nuevo Naguar. / Juan García Llaca

Pedro Martino se instala definitivamente frente al mar

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

El cocinero Pedro Martino ha cambiado la ubicación de su Naguar. El aplaudido restaurante que hasta verano ocupaba el número 14 de la avenida Galicia de Oviedo, está ahora frente al mar en el corazón de Ribadesella. La esencia es la misma, pero hay que buscarla en el Hotel Villa Rosario. Y todo, resultado de la casualidad.

«Estábamos buscando un local en Oviedo que fuera más pequeño para ajustarlo a nuestras necesidades actuales», explica Martino. Mientras tanto, le surgió la posibilidad de irse tres meses a Ribadesella. En eso se basan los pop-up, tendencias en auge no solo en la restauración, consistentes en trasladar los negocios a otro lugar por un tiempo determinado. Coincidió que era junio, o sea, principios de verano y pleno inicio de la temporada alta en el oriente asturiana. «Nos cambiamos por un tiempo determinado y hemos estado tan bien que decidimos quedarnos», relata el cocinero, Caldereta de Don Calixto 2013 al mejor maestro regional, premio concedido por el suplemento gastronómico de este periódico, 'Yantar'.

«El proyecto se mantiene, lo único que cambia es la ubicación», defiende Martino, que hace apenas unos días colocaba el cartel en la puerta de su restaurante. En Naguar se mantiene la carta 'Orígenes', que incluye platos que recuerdan la intensa esencia de un cocido, elaboraciones con bechamel cremosa de intenso sabor a bacalao y apuesta por las setas. Martino y su equipo preparan, entre otras muchas cosas, un coulant de cocido de garbanzos que se llevó el Campeonato de España de Pinchos de 2013, arroz cremoso con almejas y calamares de potera, lomo alto de vaca vieja asado con piquillos confitados al carbón y, en el apartado dulce, crujiente de merengue con queso La Saregana al cardamomo y crema inglesa de zanahoria. También hay dos menús completos, uno que selecciona varios platos de 'Orígenes' y otro, de nombre y esencia 'Tradicional'.

La apuesta por la innovación y la materia prima de primera siguen iguales, igual que la ilusión y las ganas del cocinero. Abre de miércoles a domingo de 13.30 a 16 y de 21 a 23.30 horas. Naguar sigue siendo Naguar, pero ahora está a escasos metros del Cantábrico.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos