https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg
GIJÓN

Hat Trick

'Chema' Noval, con bufanda sportinguista. /Arnaldo García
'Chema' Noval, con bufanda sportinguista. / Arnaldo García

En los hoy concurridos bajos de El Molinón se estrenó este local, que hace triplete por decoración, por atención y por cocina, donde oficia Ana Arias, un seguro a todo riesgo

Luis Antonio Alías
LUIS ANTONIO ALÍASGijón

Los bajos de El Molinón, que durante bastantes años necesitaron de un buen enlucido, dicho sea a propósito, se van llenando de vida más allá de las alegrías y decepciones que el equipo famoso nos proporciona:fuera de las jornadas de competición sobra aparcamiento y llegar paseando significa elegir entre el parque Inglés y el de Isabel la Católica, ambos ahora mismo adornadas por los dorados y rojizos del otoño.

Chema, propietario del Hat Trick que es el nombre inglés para triplete (como el que lograra Quini sobre el Español el 9 de diciembre de 1973) hizo de avanzadilla en esta hostelería de estadio y abrió el primer local tras convencerle el grupo Procoin, necesitado de inversiones que cubrieran la reforma diseñada en parte por Vaquero Turcios. Polesu de Feleches y dedicado a la construcción, le encantaba cocinar para los amigos y eso dulcificó la entonces incierta propuesta. Además, Elisa, su mujer, con familia propietaria de ultramarinos, tampoco se sintió extraña en la aventura:paso a paso, ocupando un lateral de la tribuna, abrieron un restaurante versátil y divertido, pero serio.

Una seriedad avalada por dos sucesivos jefes de cocina de sobrados brillos y largas colaboraciones con Yantar: Zorobabel Durán y Ana Arias. El primero anda cocinando por los 'nuevayores', la segunda pone actualmente toda la carne en el asador, que sabe de guisos viejos igual que de innovaciones llamativas: una alegría volver a reencontrarla y confirmar su ánimo, tras llevarle lo más crudo de la crisis el Secreto de Güelita, añorado rincón.

Hat trick

Dirección:
Bajos del Estadio de El Molinón. Gijón
Gerentes, sala y cocina:
Juan García Noval 'Chema' y Elisa García de la Vega.
Segunda:
Cristina García Noel.
Jefa de cocina:
Ana Arias Díaz
Apertura:
2013
Menú laborables:
12 euros
Menú sábados:
16 euros
Menú domingos:
20 euros
Descanso:
ningún día

Ella da realidad y gracia a las siempre presentes sopas y potes, a los arroces, a las carnes del Esla y de angus, a los pescados y a lo que toque dentro de una carta cambiante según mercado, y de un menú merecedor de atenciones:pote, arroz a la crema de champiñones en toque de parmesano, fideos caldosos con calamares y huevo escalfado, fritos de pixín en tempura, xarda a la espalda con su ajada panadera, pata mechada de gochu asturcelta, cortes de vacuno...

La jornada laboral comienza con los desayunos, y sigue con el aperitivo, el almuerzo, la merienda, la cena y las últimas copas, que el truco de sombrero o conejo de chistera (otro significado de hat trick) incluye servicio de casi veinticuatro horas y asocia cervecería, vinatería, tapería, cafetería, terraza soleyera (si toca sol) y decoraciones heterogéneas: mesas de color crema, sillas en decapado, taburetes brillantes, comedores serios escaleras arriba y heterogeneidades decorativas que Juan y Elisa van añadiendo. Nos rodean placas publicitarias, carteles llamativos, fotos antiguas de Gijón y de su vida deportiva, objetos curiosos y un ambiente cantarín.

A media mañana, un vino de Ribera y un jamón ibérico cortado a mano por Juan explica mejor la realidad que toda la física cuántica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos