https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg
GIJÓN

Kausa Nikkei

Restaurante Kausa Nikkei en Gijón

Un Hemingway actual diría:‘mi sidra en muchos chigres, mi ceviche y mi pisco aquí’

Luis Antonio Alías
LUIS ANTONIO ALÍASGijón

César es de Bogotá y Nancy de Cali. Se conocieron en los Estados Unidos adonde la pasión culinaria del primero y la familia de la segunda les llevaron por separado. Pero el destino traza lazos y derroteros imprevisibles. Ahora están en Gijón elaborando sabores japoneses, sabores peruanos y (fusión de ambos) sabores nikkei, con suma indígena o kausa, españoles de la colonia y africanos de la esclavitud:cocina peruana abierta, mestiza y seductora en su esplendor.

César la prepara y Nancy se ocupa de que cada cosa esté en su lugar, mientras regenta una pequeña tienda donde podemos adquirir ajís, sojas, algas, pastas, encurtidos y otras seducciones para que los aventureros del ‘yo también puedo cocinarlo’ se lleven a casa alimento y entretenimiento.

Kausa Nikkei

Dirección:
Calle Ezcurdia, 17. Gijón
Teléfono:
984 84 13 05
Chef:
César Alberto Becerra Robayo
Gerente:
Nancy Londoño Silva
Apertura:
2014
Descanso:
martes cena y miércoles
Menú:
16 euros;degustación, 40 euros
Media:
25 euros

César estudió y trabajó por los woks y parrillas de Califoria y Washington, tuvo por maestro y amigo a Gastón Acurio, probablemente el principal chef peruano del mundo –además de creador, dinamizador social y director de establecimientos por una docena de países– y cuando conoció a Nancy por Las Vegas, Huston o Los Ángeles, examinaron la posibilidad de que España estimara sus técnicas, formas, materias y resultados:aún no andábamos de crisis, andábamos de moda y dictábamos innovaciones.

Entonces, durante una vuelta a la cuna común colombiana, apareció nuestro querido Koldo Miranda, adelantado asturiano de lo nikkei, y la ocasión surgió prometedora: César deseaba aprender guisos españoles, y Koldo aprender de César:los proyectos de nuestro avilesino contaron con un conocedor de las fertilidades amazónicas, andinas y del Pacífico, y los de nuestro bogotano con un grande de Asturias.

Hoy Koldo triunfa por Colombia, y César –con Nancy– se arraiga en Gijón;intercambios y cruces de la aldea global que ya cuenta un único barrio.

El restaurante aprovecha de una esquina en chaflán de luz que los blancos interiores refuerzan, llamas estilizadas –ese simpático animal excepto cuando te escupe– forman orlas y luminosos; además de las mesas, hay largueros paralelos a la barra y las cristaleras donde compartir entretenidamente platos, y una zona de coctelería invita a probar pisco y aguardientes de colores vivos y claros. Adecuado inicio o adecuado cierre tras especialidades que, en dos décadas, pasaron de desconocidas a familiares: hosomaki, futomaki, uramaki, sahimi, gunkan, bocados de salmón, vieira, pez mantequilla, bonito, anguila, pulpo y otros en cintura de alga, corte concreto o vestido de arroz. Yademás ceviches que combinan mar y ají, causas que sustituyen el arroz por crema de patata, woks multicolores, tiraditos que salsean cortes finos de salmón y bonito, o una sopa de miso resucitadora.

Por contenidos, atenciones, presentaciones y contentos no quepa duda que éste nikkei –perdónese el fácil juego de palabras– es una digna causa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos