https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg
OVIEDO

Del Norte

El equipo de Del Norte./Pablo Lorenzana
El equipo de Del Norte. / Pablo Lorenzana

Un húngaro de nacionalidad rumana, un paraguayo, una ecuatoriana y dos asturianos cocinan y escancian como mandaría el propio Alfonso II

Luis Antonio Alías
LUIS ANTONIO ALÍASGijón

Los asturianos no predicamos mestizajes, los practicamos. Al menos desde que neandertales y cromañones se encontraron por donde el Sidrón –qué nombre más propicio–. Y el siempre complejo y festivo mundo de la sidra también sirve de ejemplo: grandes escanciadores vienen de otros países. Ahora bien, difícil que su nombre gane en dificultad de lectura y pronunciación al de Ioan Hortvath. Traduzcámoslo: Ioan es Xuan, fácil, pero Hortvath significa 'croata' en húngaro, si bien nuestro protagonista nació en Rumanía. Al llamarle resumimos todas las complejidades de la Europa del Danubio, mezcla de pueblos durante dos mil años en paces fructíferas y guerras crueles.

Para ajustar lugares nació en la Panonia rumana, cerca de Timisoara –ciudad universitaria por la que pasan bastantes Erasmus españoles–, dentro de una familia agrícola y ganadera. Y cuando le llegó la hora de buscarse la vida, ejerció en varias empresas de lo suyo, ingeniero de máquinas agrícolas. Y de conductor de camiones: hay que encarar la vida.

Del Norte

Dirección:
Calle Argañosa, 66. Oviedo
Teléfono:
984 10 18 26
Gerente:
Ioan Hortvath
Cocina:
Roberto Carlos Duarte y Ricardo Prieto Casado
Sala:
Mayra Alicia Segura Rivera y Adrián Laza Álvarez
Apertura:
2017
Descanso:
nunca
Menú laborables:
9 euros
Menú finde:
12 (especiales 15)

Un día de 2007, él, su esposa y su hija vinieron a Asturias donde residía su suegro. Y les gustó. Ioan, literalmente, se enamoró de ella como de una segunda madre, la recorrió palmo a palmo –del Tiatordos a Los Oscos– y además descubrió sus sabores. Pensó entonces que valía la pena aventurarse en ellos profesionalmente, y aprendió cocina, sala y culinos desde el corazón del Pilares de Pérez de Ayala: el restaurante La Forgaxa del Fontán.

«Comencé a desear un sitio propio donde la sidra corriera debidamente y tapas o platos respetaran la tradición de esta mi nueva tierra. Me siento asturiano por elección, y amigos como Gelín, María, Juan o Saray me enseñaron y ayudaron», asevera. Y añade: «Disfruto de un sueño realizado, dispongo de colaboradores –Ricardo, Adrián, Alicia, Roberto– valiosos y pacientes;también de clientes fieles, tal vez porque trato de poner lo mejor al alcance de cualquier bolsillo».

Entre lo mejor encontramos revueltos jugosos, carnes en parrilla de piedra –del chuletón a la picaña o a las costillas, y de les manes a les oreyes de gochu–, hígado y chipirones encebolláos, cachopos (merece probarse el original que lleva setas, espárragos trigueros, queso de tres leches, jamón ibérico y rebozo con frutos secos y aceitunas), el pulpo braseado o a la gallega, el bacalao a la plancha, la meluza a la romana o a la cazuela, los frixuelos y un menú diario merecedor de parabienes.

El local posee aspecto de mesón, resulta cálido, va de calle a patio, acaba en una demandada, airosa y floreada terraza cubierta y se llena con motivos llariegos: pipas, hórreos, madreñas, ruedas de carro, una ventana que mira hacia el Urriellu… Todos ejercen puntillosamente, pero ¡cómo escancia la ecuatoriana Mayra! ¡Ni nacida en Bimenes! Por eso Del Norte podría subtitularse 'el chigre de todos y para todos'.