Carlos V reina en Tazones

El recreado monarca arribó de nuevo a la costa de Tazones en brazos de sus súbditos. /
El recreado monarca arribó de nuevo a la costa de Tazones en brazos de sus súbditos.

El público fue un año más fiel a la cita veraniega, que se estrenó con la distinción de Fiesta de Interés Turístico Regional

ALICIA G.-OVIES

Era 1517 cuando una flota de barcos llegó a la costa de Tazones. En un primer momento los lugareños pensaron que se trataba de un ataque, por lo que salieron de sus casa con todo lo que tenían a mano para poder defenderse. La sorpresa llegó cuando de uno de los navíos descendió el todavía príncipe de Gante, Carlos V, y su hermana Leonor. El que días después se convirtiera en rey de España pasó cinco días en tierras asturianas, debido a una tormenta que les hizo atracar en Asturias en lugar de hacerlo en Santander antes de dirigirse a Valladolid, donde se decidiría si era él o su hermano Fernando quien ocupase el trono.

Un hecho que colocó a la localidad en la historia de España. Para conmemorar esta fecha todos los años Tazones recrea lo sucedido hace ya tantos siglos. Pero la de ayer fue una cita un poco más especial que las anteriores, ya que en esta ocasión el desembarco se estrenó con la distinción de Fiesta de Interés Turístico Regional.

El día acompañaba y el público fue fiel a la cita. Los asistentes disfrutaron con los más de cien actores y figurantes, que ataviados con ropajes de la época, hicieron que la experiencia fuese como viajar en una maquina del tiempo. A las siete de la tarde todo el mundo esperaba ansioso la llegada a puerto del monarca y tras los primeros minutos, en que los tazoneros se mostraron un poco desconfiados -al igual que había ocurrido en 1517- luego no dudaron en jurarle lealtad y vitorearlo.

Otra de las ciudades que visitó en aquellos días el futuro rey fue Villaviciosa, que por segundo año consecutivo recreará hoy la llegada de Carlos V a la ciudad con un desfile y música en directo.