«Estuve cuatro años enganchado a la heroína»

«Estuve cuatro años enganchado a la heroína»

«Mi trabajo fue en deterioro porque hacía lo que me salía de la polla, llegaba tarde a los rodajes e iba con unos colocones del copón», asegura el actor Enrique San Francisco en una entrevista

ELCOMERCIO.ES

Enrique San Francisco ha concedido su entrevista más personal a la revista 'Esquire'. En ella, el actor repasa su carrera en el cine y el teatro, y algunos de los pasajes más duros de su vida. "¿Estuviste cuatro años enganchado? Sí ¿Y trabajaste en ese tiempo? Sí trabajé. Mi trabajo fue en deterioro porque hacía lo que me salía de la polla, llegaba tarde a los rodajes e iba con unos colocones del copón", ha confesado en actor en un momento de la conversación.

Después llegó un momento en el que San Francisco decidió apartarse de la interpretación: "Lo que hice fue retirarme de mi trabajo absolutamente y me encerré. Estuve como siete años haciendo deporte todos los días como una bestia y nunca más volví a tocar el caballo, por supuesto". "Decidí que lo mejor era que me muriera o que lo dejara. De todos modos te voy a decir una cosa, y es que yo tuve la suerte de no haberme pinchado en mi vida. Me enganché al caballo fumando chinos y metiéndomelo por la nariz, pero no sabía dónde me estaba metiendo. Digamos que tuve un castigo por mi falta de humildad estando cuatro años enganchado con esa mierda", ha continuado el actor.

Preguntado sobre si pensó en suicidarse, Enrique San Francisco ha declarado que "bueno, suicidarme Desde luego, para vivir así es mejor no vivir. Si quieres saber lo que es ser un esclavo no tienes más que probar esa mierda. De hecho, cualquier droga es una esclavitud. En cuanto al caballo, el problema que tiene es que es muy difícil dejarlo."

Por último, San Francisco también ha relatado que durante su etapa en el denominado 'cine quinqui', "en 'Deprisa, deprisa', de Carlos Saura, a los actores se les pagaba con heroína".

 

Fotos

Vídeos