Las confesiones de Pablo Motos a Bertín Osborne: drogas, retoques estéticos y amor

Las confesiones de Pablo Motos a Bertín Osborne: drogas, retoques estéticos y amor

El presentador de 'El hormiguero' habló sobre los humildes orígenes de su familia y las gamberradas adolescentes por las que acabó en comisaría

E.C.

Pablo Motos cambió su habitual papel de entrevistador en su visita al espacio de entrevistas 'En la tuya o en la mía' de TVE1. Por un día, el presentador se convirtió en el protagonista y habló de su vida personal a Bertín Osborne.

Pablo Motos contó al cantante sus orígenes "más que humildes" en su Requena natal, donde acompañaba a su padre los fines de semana a vender revistas de ganchillo. "Yo hacía de niño que da pena () les miraba a los ojos con cara de mucha pena".

El televisivo reconoció haber probado las drogas cuando era DJ y frecuentaba malas compañías. "Una vez, y dije ya no más", comentó Motos. También contó que un día lo pilló la policía en una discoteca y le hizo un interrogatorio, y que lo que le salvó del mal camino fue que un "pijo que me pidió que le diera clases de guitarra () cuando vi cómo vivía pensé que eso era lo que quería", precisó.

Otra experiencia que tampoco quiso repetir fue la de los retoques estéticos. Admitió que en un momento de su vida decidió hacerlo todo a la vez, y como resultado estuvo viendo doble un tiempo, los dientes no le quedaron bien y le dejaron cara "de chino".

Pablo Motos se convirtió en trending topic con su sincera entrevista a Bertín Osborne, en la que también relató sus comienzos en la radio y su fichaje por Onda Cero, tras el cual se fue a unos futbolines y se gastó 25.000 pesetas. Y, por supuesto, también hablaron de amor, de Jennifer Aninston (que le dejó sin aliento), y de cómo enamoró a su mujer, que tiene "un radar y de vez en cuando se deja caer por el plató. "Me enamoré de ella en la radio. Era mi productora, la veía tan guapa y pensaba ¿me moriré sin darle un beso?". Así pasó el tiempo, y "en una rotonda, llevándola a su casa le pregunté, ¿pero yo a ti te gusto?. Y me respondióHombre y fueron sus últimas palabras", rió.