Albert Rivera y Malú, una pareja con mucho ruido

Albert Rivera y Malú, una pareja con mucho ruido

Aunque han intentado llevar la relación en secreto, ha trascendido que pasaron la noche de SanValentín en casa del político

ICÍAR OCHOA DE OLANO

Las redes sociales son una buena plataforma para calibrar el desconcierto que provocan algunos sucesos inesperados (y un tanto exóticos) y, al mismo tiempo, sacarles punta. Ayer, fue uno de esos días en los que saltó la liebre y los internautas se volcaron en opinar y en montar lo que se dice una buena chufla en torno a la noticia del día, con permiso de la sesión de control al Gobierno en funciones de Pedro Sánchez. Precisamente allí, en el Congreso de los Diputados, pidiendo cuentas al presidente, se encontraba uno de los protagonistas de la historia, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Resulta que el político barcelonés ha emprendido su carrera particular hacia la Moncloa y, también, una relación sentimental con María Lucía Sánchez Benítez, más conocida como Malú. Si les gusta la melodía, ya saben, accionen el pulsador rojo.

Esa es la información, con la que la revista 'Semana' salió ayer airosa a los quioscos y con la que arrancó de inmediato decenas de tuits entre todos los bandos: los seguidores del presidente del 'partido de la ciudadanía', los fans de la cantante, los detractores del político, los incondiconales de Amaia Montero; y los que no simpatizando con ninguno de ellos, pasaban por allí. En el fuego cruzado de comentarios y chanzas hubo quien vio en la 'coalición' un buen resto al lanzamiento editorial de Sánchez y, también, quien pisó el acelerador para aventurarse a fabular un escenario en el que la sobrina de Paco de Lucía acabaría ejerciendo de primera dama del país, en el caso de que Rivera diera la campanada el próximo 28 de abril, o bien, consiguiera después los apoyos necesarios para ocupar la Moncloa. No va más.

Tras el comedido titular de «Más que amigos», la publicación ofrece en páginas interiores unas fotografías tomadas el pasado 14 de febrero, festividad de San Valentín, en las que la artista llega a casa del político a bordo del coche de este, conducido por un chófer. Según la revista, la pareja pasó la noche junta. Los dos hicieron ayer como que no pasaba nada, haciendo mutis por sus redes sociales.

Malú y Rivera se conocieron, al parecer, en una fiesta de amigos organizada por Alejandro Sanz, íntimo de la exmiembro del jurado de 'La Voz', en su domicilio de Madrid con motivo de la celebración de su cincuenta cumpleaños. El responsable de la formación naranja mantiene relaciones con bastantes artistas –Miguel Poveda es uno de sus mejores amigos– y se había declarado rendido admirador de Malú. El pasado 14 de diciembre acudió al concierto que ofreció en la capital y la publicitó a todo trapo en las redes. «Qué suerte tenemos los españoles de contar entre nosotros con una artista y una mujer de su talento, arte, sensibilidad y energía. Su nuevo espectáculo es de lo más completo que se puede ver en la música nacional e internacional, de verdad, ¡no os lo perdáis!», dejó escrito. No fue la primera vez que la vio sobre el escenario. Rivera también acudió al tour Caos de 2016.

Rupturas

El político, de 39 años, saltaba a las páginas rosas de los medios el pasado 8 de enero, cuando trascendía su ruptura con la exazafata de vuelo Beatriz Trajuela, su novia en los últimos cuatro años. Anteriormente, estuvo casado durante trece años con Mariona Saperas, con quien comparte una hija de siete años.

Por su parte, a Malú, quien se encuentra recuperándose de una operación de rotura de ligamentos que le obligó a cancelar su gira de conciertos, que tenía parada en Gijón, no se le conoce ningún idilio desde que puso punto final a su idilio de tres años con Gonzalo Miró. La artista, de 36 años, zanjó aquel noviazgo en octubre de 2017.