La asturiana Natalia, nueva expulsada de 'MasterChef'

La asturiana Natalia, nueva expulsada de 'MasterChef'

«Me voy orgullosa, porque no daba un duro por mí. Me quedo con todo lo bueno que he vivido aquí, que ha sido mucho», ha asegurado la diseñadora de lápidas

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Este martes, un nuevo participante debía abandonar los fogones de 'MasterChef' y esa no fue otra que la asturiana Natalia, diseñadora de lápidas, que fue expulsada del programa tras no lograr superar la ronda de eliminación.

La prueba de expulsión estuvo cargada de sorpresas. Los concursantes «salvados» no dejaban de animar a sus compañeros, aunque otorgaban más apoyos a unos que a otros. En especial Aitana y Aleix, que por ello fueron duramente reprendidos por Jordi. De hecho, el cocinero entregó a los dos un delantal negro, que les envió directamente a la prueba de eliminación de la siguiente semana. «Es una falta de respeto que estéis animando a unos y a otros no», bramó el juez. «Me lo tengo merecido...», asumió Aitana.

Con todo por decidir, los jueces comenzaron a probar los platos de los aspirantes nominados. Después de Segura, invitado de honor, le llegó el turno a Teresa, que lo bordó. Todo lo contrario que Carmen. «Cuando canalices toda esa energía para hacer las cosas bien, lo harás perfecto», le dijo Samantha. «Está casi todo mal. No has hecho un buen postre», sentenció Jordi.

La joven extremeña tampoco era positiva al valorar su postre. «Me voy a ir yo hoy», se condenó. Una idea que parecía reforzada cuando Carlos superó la prueba, aunque todavía quedaba la elaboración de Natalia, que tampoco estuvo a la altura. «Es un fracaso. He tomado muy malas decisiones», reconoció la asturiana sobre su preparado, duramente criticado por los jueces. «En vez de mejorar, vamos a peor», dijo Samantha. «Tiene varios defectillos. Está bastante basto, hay problemas de ejecución y está muy deficiente», añadió Pepe. «Has tenido una actitud que no es apta para una prueba de eliminación», condenó Jordi.

La expulsión parecía estar entre Natalia y Carmen. Así fue, y fue la primera la aspirante eliminada de 'MasterChef' entre las lágrimas de Carmen, que no quería despedirse de Natalia. La diseñadora de lápidas, no obstante, se resignó. «Me voy orgullosa, porque no daba un duro por mí. Me quedo con todo lo bueno que he vivido aquí, que ha sido mucho», recalcó.