«Más Feliciano que nunca»

Feliciano López y Sandra Gago./R. C.
Feliciano López y Sandra Gago. / R. C.

El tenista prepara su inminente boda con Sandra Gago, quince años más joven que él. «No voy a esperar a retirarme para ser padre», avisa

:: ARANTZA FURUNDARENA

A Feliciano le voy a sacar todo lo que pueda. Me gusta verle sufrir», anunciaba Alba Carrillo en enero. Ha pasado medio año y la sangre no solo no ha llegado al río, sino que Feliciano se encuentra (como su propio nombre indica) en las antípodas del sufrimiento. A dos meses de su boda con la modelo Sandra Gago, prevista para el 20 de septiembre, y tras conquistar por segunda vez el trofeo de Queen's, el tenista dice haber vivido «una de las mejores semanas, si no la mejor, de toda mi carrera deportiva». Pletórico y sin ganas de recordar a su eternamente despechada exmujer («no tengo nada que decir sobre Alba Carrillo»), Feli, como le llaman sus íntimos, acudió el pasado martes a la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid para ver desfilar a su prometida en la pasarela de Pedro del Hierro.

«Sandra es el día a día de mi vida, la persona con la que comparto todo, la que más me apoya, la que más me entiende, la que está siempre ahí», declaró el tenista poco antes de comenzar el desfile. Por ese motivo quiso dedicarle su último trofeo. «Cuando la conocí estaba viviendo la etapa final de mi carrera y me hacía mucha ilusión que me viera jugar bien y ganar algo tan importante». Ese triunfo le anima a seguir en las pistas. Así que el viaje de novios tendrá que esperar...

El martes por la noche la Real Casa de Correos se convirtió de golpe en la sabana africana. 'Superbloom by Pedro del Hierro', la colección que ha presentado la firma para la temporada Primavera-Verano 2020, está inspirada en África, pero Feliciano y Sandra no tienen intención de viajar a ese tentador continente en su luna de miel. «Haremos algún viaje pero no será largo, porque el año que viene seguiré jugando. Más adelante, con tiempo, podremos planearlo mejor e irnos más lejos».

La boda será en Marbella y coincidirá con el 38 cumpleaños del tenista. Su novia, que tiene solo 23 años y no se ha casado nunca, dice estar «mucho más nerviosa que él». El vestido ya está listo porque, según ha explicado la futura contrayente, «lo tenía clarísimo desde el principio». Será sencillo y de corte clásico. «Voy a ir muy yo», advierte Sandra Gago. Las flores aún están por decidir, pero ya se puede asegurar que no serán de color negro, como las de Pilar Rubio... Tampoco es probable que se regale a los invitados el 'Elixir del amor', como en la boda anterior de Feliciano, que fracasó a los once meses, ni habrá restricciones cromáticas en el atuendo de las invitadas, ni, «en principio», se requisará el móvil a los asistentes. De las palabras de Sandra se deduce que no ha encargado la organización de su enlace a 'La Puta Suegra', malsonante marca de la empresa especializada en eventos nupciales que escenificó la espectacular, comentadísima y polémica boda de Sergio Ramos.

Un queso o un vino

«He ido cogiendo ideas de otras bodas recientes, como por ejemplo la iluminación. Estamos disfrutando muchísimo de cada preparativo, nos faltan cuatro cositas por ultimar, como por ejemplo la música, que será para todas las edades», explicó el martes la novia. Sandra irá del brazo de su padre y avisa: «Espero que esté fuerte para sostenerme, porque voy a pasar muchos nervios». Feliciano, de cuya boda anterior no quiere acordarse, anticipa que el próximo 20 de septiembre va a ser uno de los días más felices de su vida. «Sandra y yo somos dos personas convencidas de querer formar una familia», asegura. Y en ese punto, se diría que el tenista tiene prisa...

Ver jugar a algunos de sus contrincantes ante la atenta mirada de sus hijos ha despertado en López la ilusión por ser un padre en activo. «No sé cuándo van a llegar los niños, pero no tiene por qué ser cuando me retire –apunta–. Compañeros míos juegan los torneos con sus familias, con sus hijos, algunos hasta con dos y con tres… O con cuatro, como Federer. Verdasco ya tiene uno. Y están felices viajando con él. Yo creo que también es bonito que tu bebé, aunque no tenga todavía mucha conciencia, te vea jugar y se lleve ese recuerdo de su padre». Con ese espíritu familiar encara su boda Feliciano López, que se casará en Marbella el día que cumple 38 con una modelo quince años más joven que él... «Qué mona y que pena», ha sentenciado Alba Carrillo. A lo que Sandra Gago replica: «La edad solo es importante si eres un queso o un vino».