El Marqués de Griñón y su mujer confirman la «vigencia y solidez» de su relación

El Marques de Griñon y su esposa, Esther Doña/EFE
El Marques de Griñon y su esposa, Esther Doña / EFE

Una supuesta discusión entre la pareja en un hotel de Madrid ha dado pie a numerosas especulaciones

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

La semana pasada, el Marqués de Griñón, Carlos Falcó, de 82 años, ha sido el protagonista de algunos titulares de la prensa, por una supuesta discusión con su mujer, Esther Doña, de 41 años, en el hotel NH Collection Madrid Eurobuilding. La pareja ya había comenzado a discutir en el restaurante Sushi 99 de Madrid, donde cenaban antes de subir a la habitación a descansar. El hecho, que no ha sido confirmado, ha dado pie a numerosos comentarios por los que la pareja ha tenido que hacer público un comunicado desmintiendo este extremo:

«Ante las diversas especulaciones aparecidas en algunos medios, nos alegra confirmar la vigencia y solidez de nuestra relación matrimonial y el pleno éxito de la extirpación del tumor óseo, afortunadamente benigno, que tanta preocupación e incertidumbre nos ha causado durante los últimos meses. Pedimos también comprensión y respeto».

Así, han querido parar los rumores sobre una grave crisis matrimonial y de salud. Esta última relacionada con la operación a la que la modelo malagueña había sido sometida en la clínica Quirón de Pozuelo para extirpar un tumor óseo en la pierna. Eso sí, no han negado la veracidad de la fuerte discusión.

Fue en julio del 2017 cuando la pareja, tras un año de relación, contrajo matrimonio en una ceremonia secreta e íntima.

Temas

Cárcel