El megayate de los magnates

El megayate de los magnates

Bezos y otros magnates, cuyas fortunas superan los 100.000 millones de euros, navegan por las Baleares en el megayate de David Geffen

ARANTZA FURUNDARENA

Más de 120.000 millones de dólares a bordo (que se dice pronto)... Esa es la fortuna que acumulan, según el índice de multimillonarios de Bloomberg, los ocupantes de un yate que estos días navega por las islas Baleares. El megayate es el 'Rising Sun' (sol naciente), tiene unos 140 metros de eslora y pertenece al magnate de la industria del espectáculo David Geffen, socio fundador junto a Steven Spielberg de los estudios Dreamworks y productor de películas como 'Bitelchús' y 'Piratas del Caribe'.

A Geffen en vacaciones le chifla invitar a gente forrada y famosa a su yate, pero esta vez se le ha ido la mano... Ha reunido en la misma singladura al fundador de Amazon, Jeff Bezos, que es el hombre más rico del mundo (y el mayor explotador del planeta, según sus empleados), junto con el exjefe de Goldman Sachs Lloyd Blankfein, el fundador de Thrive Capital, Joshua Kushner (hermano del yerno de Donald Trump), el heredero del petróleo Mikey Hess y el creador de la firma de consultores K5 Global, Michael Kives, antiguo asesor de Bill Clinton. Y, lo mismo que Dominguín cuando se acostó con Ava Gardner, Geffen no ha podido evitar la tentación de pregonarlo...

«Having a great time in the Balearics» (Pasándolo en grande en las Baleares) escribió hace unos días en su cuenta de Instagram junto a una foto de grupo en la que aparecen algo así como los doce 'apóstoles' de la pasta gansa. Entre ellos, la supermodelo Karlie Kloss, esposa de Joshua Kushner, y la superabogada Lydia Gray, casada con Michael Kives. Que Lydia sea defensora de los derechos civiles solo demuestra que la solidaridad bien entendida empieza por una misma. En el barco también estaba Sánchez. Pero no Pedro ni Marta, sino Lauren Sánchez, la nueva novia de Jeff Bezos, una mujer de raíces mexicanas que es reportera, piloto de helicópteros y fundadora de una empresa especializada en grabaciones aéreas. Por ella, el dueño de Amazon ha roto un matrimonio que ya había cumplido las bodas de plata.

'Famoso con calvo'

David Geffen es un tipo sencillo, sin pelo y con gafas, que a sus 76 años pasa de protocolos y recibe a sus invitados en camiseta. Le encanta posar junto a ellos, de uno en uno, y el resultado es una colección de estampas que podrían agruparse bajo la etiqueta: 'Famoso con calvo'. Entre los agraciados figuran desde los Obama (navegaron por la Polinesia) a Bruce Springsteen y Leonardo di Caprio, pasando por Orlando Bloom y Katy Perry, pareja que le visitó el mes pasado. Oprah Winfrey llegó poco después. Y un año antes, Tom Hanks y Bradley Cooper. En el mundo del 'show business' no eres nadie si no has navegado con Geffen, igual que en el mundo de la moda no pasas de ser un mindundi si no has subido a bordo del 'Blue One' de Valentino.

La diferencia es que el 'Rising Sun' supera en casi cien metros de eslora al barco del bronceado modisto. De hecho, es el sexto yate más grande del mundo. Geffen y su socio Larry Ellison, CEO de Oracle, pagaron por él 377 millones de dólares. Tiene cinco pisos, 82 habitaciones con jacuzzi, encimeras de ónix, un spa, una bodega repleta de 'borgoñas', un cine privado con pantalla gigante de plasma y hasta una cancha de baloncesto. Si a ello se suman las fortunas de quienes navegan en él, podría decirse que con sus más de 8.000 metros cuadrados de superficie, el megayate de Geffen viene a ser algo así como una codiciada 'casa de papel' en versión flotante.