Manolo Blahnik: «Quiero ser recordado como alguien que hizo lo que le dio la gana»

Manolo Blahnik. /
Manolo Blahnik.

El único diseñador del mundo cuyo nombre de pila bautizó su creación sin él pretenderlo visita España para presentar el libro definitivo sobre su obra

ANDRÉS GUERRA / MUJERHOY.COMmadrid

Cuando un caballero vestido con un traje malva de americana cruzada consigue que fotógrafos, blogueras, diletantes y prensa especializada se aparten a su paso como las aguas ante Moisés, tenga por seguro que nos encontramos ante un emperador de la moda. Hoy, tras la desaparición de los Saint Laurent, Dior y Versace, quizá sea una de los pocos que pueda arrogarse tal distinción. Manolo Blahnik, aquel que dio su nombre de pila al zapato más celebrado del mundo.

A pesar de ser internacionalmente conocido y venerado tanto por expertos y editores de moda como por las mujeres que no pueden pagarse un par de sus creaciones, no quiere que su compañía crezca. Sigue considerándose un artesano y abrir una tienda en Londres, el pasado mes de enero, le parece una empresa formidable. Quizá, lo más ostentoso de estos casi 50 años dedicado a su obsesión por crear el zapato perfecto, es que compró todo el edificio que alojaba su pequeño establecimiento de la calle 54 en Nueva York. (Más información en MujerHoy.com)