Tom Ford abre la pasarela de Nueva York con clásicos modernizados

Una de las propuestas de Tom Ford. /Reuters
Una de las propuestas de Tom Ford. / Reuters

Presentó una colección primavera/verano dominada por elegantes y femeninos cortes combinados con encajes, pieles, flecos y plumas

EFENueva York

El diseñador estadounidense Tom Ford inauguró hoy de forma extraoficial la Semana de la Moda de Nueva York, donde presentó una colección primavera/verano dominada por una vuelta a los clásicos, con elegantes y femeninos cortes combinados con encajes, pieles, flecos y plumas.

Este año el modisto optó por faldas de tubo y ajustados vestidos con corte por debajo de la rodilla, rematados con frecuencia por delicados encajes en negro, blanco, beige y gris, y complementados por sencillos zapatos en punta. Para el día, las faldas se combinaban con sencillos jerséis de cuello alto o camisetas de tirante ancho, así como sensuales blusas de encaje transparentes y algunos tops más estructurados en imitación de piel de cocodrilo. Fue este material el que también utilizó tanto para cazadoras ceñidas o amplias, a la cadera o a la cintura, como para numerosos complementos, como bolsos y anchas pulseras.

Arriba y abajo a la derecha, varias de las propuestas de Tom Ford. A la izquierda, el diseñador. / Reuters

La expresión más homogénea en esta colección de Tom Ford fue su propuesta para vestir el cabello de todas las maniquíes, con un sencillo pañuelo en tonos tierra que cubría la mitad frontal de la cabeza y que se recogía detrás con un moño delicado. La misma discreción y elegancia se dejó ver en un maquillaje sobrio y natural, con labiales en tonos neutros, sombras de ojo en tierra y gris y unos pómulos bien definidos.

Para la noche, la firma estadounidense optó por el movimiento, con voluminosos abrigos y chalecos negros compuestos por ligeras plumas y vestidos y faldas de largos flecos en blanco, gris o marrón. Las clásicas gabardinas también encontraron su hueco en la pasarela, tanto en negro como en beige, así como americanas de telas satinadas ajustadas a la cintura.

Gigi Hadid.
Gigi Hadid. / Afp

Participaron en el desfile modelos de la talla de Gigi Hadid, que cerró el desfile con un largo y ajustado vestido negro con corpiño en piel y escote en pico, combinado con una fluida capa semitransparente en el mismo color que rozaba la pasarela. También desfiló la hija de la supermodelo Cindy Crawford, Kaia Kerber, que lució una imagen gris a base de una falda de flecos combinada con un corsé en piel de cocodrilo y una cazadora en el mismo material.

Para los hombres, el modisto propuso clásicos trajes de chaqueta con un toque moderno, con americanas de estampados animales sobre llamativos colores metalizados combinados con inmaculadas camisas blancas y pantalones negros formales.

El tejano, que acaba de cumplir 57 años, reveló su propuesta en el edificio Armory de Park Avenue, donde ya ha organizado varios desfiles a lo largo de los años, en la víspera del inicio oficial de la Semana de la Moda de Nueva York, que se celebra del 6 al 12 de septiembre. A su esperado desfile acudieron personalidades de la talla de la gurú de la moda Anna Wintour, directora creativa de la revista Vogue, que se posicionó al pie de la pasarela junto a Tom Hanks y su mujer, Rita Wilson, y el actor Henry Golding. Tampoco se perdieron el desfile la cantante Cardi B, Paris Jackson, hija de Michael Jackson, y la supermodelo brasileña Adriana Lima.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos