Los gijoneses compran ropa fresca y chollos

Los gijoneses compran ropa fresca y chollos

En rebajas se termina gastando lo mismo que en temporada, pero el número de prendas que llegan a cada hogar es muy superior

Marla Nieto
MARLA NIETOGijón

Son muchos los que piensan que, como hay rebajas, apenas si se gasta. Entonces, prenda por aquí, prenda por allá, al final terminan desembolsando prácticamente lo mismo que en temporada. Y es que aunque el precio sea menor, el número de artículos que se consumen es incluso el triple de lo que suelen adquirir cuando no están rebajados.

En las grandes urbes es más habitual ver a hombres y mujeres aprovechar las rebajas para ponerse al día en moda. Muchos, de hecho, se preparan con antelación y hacen listas de artículos que son tendencia basándose en lo que ven por internet y en lo que sacan los y las influencers. Sin embargo, los gijoneses para eso son más prácticos: quieren ropa fresca y «los chollos que surjan«.

Los pantalones vaqueros, los monos y el estilo militar son las prendas que más se eligen, aunque muchos también aprovechan para comprar ropa de cara al invierno.

Los precios, al día, oscilan entre los 6 y los 200 euros, dependiendo del tipo de tienda donde se compre y la cantidad de piezas. Lo normal es que se consuma una o dos prendas al día. Pero claro, no solamente se va una vez a las rebajas... Son dos meses en los que los ciudadanos recaen en 'la tentación' de comprar en varias ocasiones. Por eso, al final, en ese periodo se suelen llenar los armarios, unos para la temporada, otros para todo el año...

¿Cuáles son los 'chollos' de los gijoneses?

María Ángeles Álvarez es una gijonesa que fue a las rebajas para «hacerle un recado» a su hija. «Me encargó, en total, tres monos fresquitos muy similares entre ellos y dos pantalones cortos. Es así como suele vestir en verano, le gusta ir cómoda«. Se gastó, entre las cinco prendas, »unos 80 euros«.

María Ángeles Álvarez
María Ángeles Álvarez

Rubén García «necesitaba pantalones», dijo. Por eso fue, a tiro fijo, y se compró tres «simples, negros y grises, cortos». Se gastó, con las tres piezas, «unos 33 euros».

Rubén García
Rubén García

Carolina Rodríguez fue a las rebajas «sin una idea concreta». Se compró unos botines «para el invierno» que le costaron 9,99 euros. «Vengo a por chollos, lo que surja».

Carolina Rodríguez
Carolina Rodríguez

Alena Sereda es de Ucrania y tiene muchos amigos españoles que le recomendaron algunas tiendas de aquí. «Estos establecimientos no están en mi país, por eso aprovecho para comprar bastantes cosas. Son artículos de buena calidad y, normalmente, caros. Por eso lo suyo es comprarlos cuando están rebajados«. Se gastó ese día 200 euros y, entre otras cosas, se compró esta falda vaquera.

Alena Sereda
Alena Sereda

Ainos Gutiérrez se decantó por un traje de chaqueta y pantalón fucsia. «Lo utilizaré este verano para ir a cenas u otros eventos». Se gastó unos 45 euros.

Ainos Gutiérrez
Ainos Gutiérrez

Esmeralda García es una alicantina que, con tan solo 11 años, tiene buen gusto a la hora de comprar ropa. Eligió unos shortsverdes militar con bolsillos y una camiseta de cuadros azules que pega perfectamente con el pantalón. «Me he gastado unos 15 euros. Son prendas que están de moda y no dan calor«.

Esmeralda García
Esmeralda García

María Ramírez tuvo un ojo clínico a la hora de comprar. Se gastó tan solo 5,99 euros en estos pantalones de camuflaje «que están en plena moda», de tela vaquera, que le valen «tanto para las noches de verano como para los días de invierno».

María Ramírez
María Ramírez