«La noche da para una enciclopedia»

Ángel Lorenzo navega feliz por el verano. / JUAN CARLOS TUERO
Ángel Lorenzo navega feliz por el verano. / JUAN CARLOS TUERO

«Está cambiando la manera de salir, cada vez se vive más el día y a mí cada día me gusta más» | «Cuando trabajas en el ocio de los demás hay que mimetizarse y estar en el circo»

M. F. ANTUÑAGIJÓN.

Ángel Lorenzo (Gijón, de toda la vida) sabe lo que es poner copas y tomarlas, lo que es difrutar la fiesta y currársela, lo que es navegar y surfear por la oscuridad y la luz. Y tan a gusto. Y para seguir porque el fundador y socio del Grupo Gavia de hostelería -Bulevar, Bambara, Ócean, Dindura...- ha hecho del ocio negocio. El lujo mayúsculo.

-¿Se ve el mundo diferente detrás y delante de una barra?

-Muy diferente. La barra es el centro de atención: te ven, no ves. Para trabajar bien hay que mirar desde fuera, pensar como cliente.

-¿Usted es buen cliente?

-Lo soy.

-¿No me diga que nunca le dio la chapa a un camarero?

-No, ni a los míos. Pero sí que es verdad que por la noche es difícil aguantar a la gente si no has bebido algo.

-¿Todos los gatos son pardos?

-Todos. Hay que mimetizarse. Tu trabajo es ser parte del ocio de los demás, hay que estar en el circo.

-¿Y hay que ser guapo? ¿Un poco confesor o qué?

-Hay que ser agradable. Ahora con las redes la gente ya no se confiesa en los bares sino en el Whatsapp.

-¿Qué tiene el día?

-Cada vez me gusta más. En España está cambiando la manera de salir, cada vez se vive más el día. Está saliendo un público nuevo por la tarde, de comer y tomar copas.

-¿Qué tiene la noche?

-El atrevimiento. Somos más cortados por el día. ¿Quién le entra a alguien por la tarde? Pero por la noche, ¡tras! 'Pa' ligar, redes y noche.

-¿Qué tiene el verano de Gijón?

-Buena gente.

-¿Qué otros veranos le van?

-Los de la niñez. La playa de San Lorenzo, bajaba a las diez de la mañana y subía a las diez de la noche. Y sin protección solar ni chanclas.

-¿Y ya de mayor?

-Los veranos los paso a aquí. Viajo en junio y septiembre.

-¿Qué noche la de aquel año?

-Uy, mejor no contarla. Tuve mis épocas de 'after'. Antes se alargaban más las noches.

-¿Algún verano brutal?

-Todos los de los macroconciertos, Gijón era la envidia de todo el mundo.

-¿Su concierto?

-Cualquiera de los Rolling y cualquiera de Alejandro Sanz.

-¿Alguno que no haya podido ver?

-Me hubiera gustado ver a Queen.

-¿El viaje de su vida?

-Oriente. Me quedo con Filipinas.

-¿Alguno pendiente?

-Egipto. Ya ve, tampoco conozco ni Venecia ni Marruecos.

-¿Maleta grande o pequeña?

-Grande, siempre hago de más. Si voy a un sitio una semana llevo ropa para diez días de tarde y diez de noche. Y vuelvo con todo sin desampaquetar.

-¿Su planazo veraniego?

-Todo lo que sea relacionado con el mar, navegar, surf.

-¿Su copa cuál es?

-De día, vodka con naranja; de noche, whisky.

-¿Qué hará cuando se jubile?

-Seguir trabajando. Soy un esclavo del ocio de los demás. Me divierto.

-Usted debe tener secretos como para escribir un libro...

-Pues sí. La noche da para una enciclopedia. Y tengo el libro en la cabeza: ficción basada en realidad.