Paula Echevarría despidió la Semana Santa en Candás

Paula Echevarría disfrutó de un Candás con ambiente casi veraniego./FOTOS: DAMIÁN ARIENZA
Paula Echevarría disfrutó de un Candás con ambiente casi veraniego. / FOTOS: DAMIÁN ARIENZA

La asturiana pasó unos días disfrutando de su hija, sus amigas y las procesiones candasinas entre multitudes

E. C.

Si el sábado Paula Echevarría se vistió de negro de los pies a la cabeza para asistir al traslado de la Virgen del Rosario a la Cofradía de Pescadores de Candás acompañada por su madre, ayer la actriz eligió un vestido de inspiración ibicenca blanco radiante -símbolo de la luz y la resurrección, del triunfo de la vida sobre la muerte- para disfrutar de la Procesión del Encuentro entre multitudes. Un Domingo de Gloria en el que todo acompañó para que Paula disfrutase al máximo de su localidad natal en un ambiente prácticamente veraniego y en compañía de su familia, su pandilla y sus vecinos.

Fueron muchos los candasinos que quisieron saludarla al término de las celebraciones religiosas e incluso hacerse una foto con la 'influencer', que accedió siempre impecable y con una amplia sonrisa a todas las peticiones parapetada tras sus inseparables gafas de sol y que incluso se relajó tomando el aperitivo en una céntrica terraza con su hija Daniella, que jugaba feliz a su lado con otras niñas.

Ella había hecho lo propio la noche del sábado, cuando salió a tomar unas copas por Candás junto a algunas de sus amigas de siempre, tal y como dejó patente en su cuenta de Instagram, donde suma la friolera de 2,7 millones de seguidores. Un cierre perfecto para la Semana Santa de la actriz, que estos días de asueto ha recorrido la península de sur a norte calzada con sus botas estilo 'cowboy'.

Y es que, si comenzó las vacaciones disfrutando de los tronos de Málaga desde uno de los balcones de la calle Larios junto a su enamorada pareja -el futbolista Miguel Torres-, acaba de rematarlas por todo lo alto en su tierra, lo que ya va camino de convertirse en una tradición de Pascua.