Víctor Sandoval, irreconocible tras pasar por quirófano: «Soy un monstruo»

Sandoval, después de los retoques/TELECINCO
Sandoval, después de los retoques / TELECINCO

El televisivo se ha sometido a un cambio radical de imagen: estrena cara y pelo nuevo

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Los últimos años no han sido nada fáciles para Víctor Sandoval a nivel personal. El televisivo protagonizó una dramática ruptura con suexpareja, Nacho Polo, tuvo problemas de salud -con dos tumores en el tiroides- y se quedó sin dinero. «Cada noche le pido a Dios que se me lleve», llegó a decir.

Parece que todo este cóctel de emociones ha empujado al mítico presentador, que se dio a conocer al frente de 'Mamma Mia', a someterse a un cambio radical de imagen. Recientemente ya confesó que no se encontraba bien con su aspecto físico, por lo que se puesto en manos de José Manuel Gómez-Villar para tratar sus problemas capilares. «¡Millones de gracias a todo el equipo! Mañana tenemos que acabar con otro de mis complejos, así que mañana toca CARA. Espero que mis nervios no se conviertan en otras 12 horas de quirófano», dijo en su perfil de Instagram.

Al día siguiente, tal y como afirmó, se realizó algunos retoques en el rostro, aunque esta vez sin cirugía. En una imagen que él mismo compartió tras la intervención, se puede apreciar cómo su nariz está visiblemente más recta. «Por fin tengo la nariz recta, sin caballete y con la punta mas redondeada y levantada. Sin cirugía, en 5 minutos», dijo entusiasmado el colaborador, tras lo que añadió que la remodelación nasal con hidroxipatita calcica a la que se ha sometido le causó el «efecto lógico del post-operatorio».

Acompañando este post añadió que aún sorprendería a sus seguidores con un cambio más y les alertó para que no se preocuparan al ver su nueva cara: «Mañana tengo mi sección en 'Sálvame', no os asustéis al verme, tengo el efecto lógico del post-operatorio y ¡soy un monstruo!».

El colaborador mostró los resultados de las intervenciones en 'Sálvame Okupa', donde permanecerá, con suerte dos días más, y dejó atónitos a los colaboradores.