1.860 plazas para niños de tres años

Varios niños de tres años, en la escuela infantil Gloria Fuertes. / E. C.
Varios niños de tres años, en la escuela infantil Gloria Fuertes. / E. C.

La pública, con 1.242, ofrece 109 puestos menos y la concertada mantiene sus 619 | A la espera de la demanda, Educación recorta cinco aulas por la baja natalidad. Hace un año, hubo más de 300 vacantes de primero de Infantil

ELENA RODRÍGUEZ GIJÓN.

Han estado inmersas en un bucle de papeles, certificados del padrón, de Hacienda, firmas y autorizaciones. Las familias -sobre todo, las de los niños de tres años, los que se incorporan por primera vez al colegio- ya tienen la documentación lista. Hoy, lunes, se abre en toda Asturias el plazo para presentar la solicitud en el colegio elegido como primera opción. En Gijón, al ser día no lectivo, se entregarán a partir de mañana. La Consejería de Educación oferta en la ciudad 1.861 plazas de primero de Infantil entre la red pública y la concertada. Son 110 menos que hace un año. De ellas, 109 se han recortado en la pública. La concertada mantiene 619 puestos.

El departamento que dirige Genaro Alonso atribuye esta caída a la bajada de la natalidad pese a que en 2016, año en que nacieron los nuevos escolares, hubo un leve remonte de los nacimientos en Gijón, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Educación se basa en las referencias de hace doce meses cuando, una vez finalizado el periodo de solicitud, quedaron más de 300 vacantes sin cubrir. Sobre todo, de la pública. Al no llenar unidades, el Principado ha decidido hacer una propuesta conservadora, con cinco aulas menos de Infantil, que suponen la desaparición por ahora de 23 plazas en cada una de ellas.

En esta situación se encuentran dos colegios, el Alfonso Camín (que ha pasado de 69 plazas a 46) y el Federico García Lorca (que ofrece 23 frente a las 46 del año pasado). En esta tesitura están también tres escuelas de Educación Infantil (de 3 a 6 años): Las Mestas (que ofertaba el mayor número, 92 plazas, y ahora tiene 69); Gloria Fuertes (que pasa de 69 a 46) y Miguel Hernández (de 46 a 23).

No obstante, en el caso de tener suficiente demanda, las aulas volverán a abrirse, con el consiguiente respiro entre el profesorado. Ése es el compromiso adquirido con los directores de los centros, que están esperanzados ante las visitas recibidas en las jornadas de puertas abiertas.

Amplio es, sobre todo, el interés de las familias de Nuevo Roces por el Alfonso Camín, pero hasta la fecha no existe ruta de transporte escolar del barrio al colegio, algo que ayudaría a ganar alumnos. Y en el Federico García Lorca han atendido a 35 familias, «lo nunca visto», según la dirección, en un centro situado en la misma área de influencia que el Príncipe de Asturias. Un buen número son antiguos alumnos que quieren inscribir a sus hijos en el mismo colegio.

Con las mismas expectativas están en las mencionadas escuelas de Educación Infantil. El suyo es un modelo que, según les transmiten, que a los padres les resulta «muy atractivo al estar todos los espacios y recursos orientados a la etapa de 3 a 6 años». Junto a ellos, hay colegios con aulas mixtas (que aúnan a los de tres, cuatro y cinco años) con menos plazas para primero de Infantil. Así, el Santa Olaya oferta 11 (15 el año pasado) y 10 (16 en 2018) el Montiana, cuyos alumnos no tienen hermanos de tres años para nuevas matrículas y espera por los cambios de domicilio que puedan producirse. El Honesto Batalón, con escolares en los otros niveles, ofrece 4 (9 el año pasado) y la escuela de Pinzales, dos (4 en 2018), con familias ya interesadas.

En caso de empates

En el caso contrario, está el colegio Nicanor Piñole, el único de toda la ciudad que ganó un aula más. El resto de los centros públicos y escuelas infantiles mantiene invariable su oferta (ver ficha adjunta).

En la concertada, después del tijeretazo regional en 2017 y que supuso la pérdida de tres aulas en Gijón (Patronato San José, Santo Ángel y San Eutiquio de Educación Infantil), la oferta se mantiene entorno a las 620 (619). En 2018, tuvieron 26 solicitudes más por encima de su capacidad.

El 3 de mayo es el último día para presentar las solicitudes. Cuando no haya plazas para atender la demanda, habrá que baremar. Consiguen mayor puntuación (8 puntos) quienes tengan hermanos en el centro o cuyos padres trabajen en él. También quienes acrediten vivir o trabajar en la zona de influencia con un mínimo de seis meses de antigüedad. El nivel de ingresos también otorga puntos. En caso de empate, tendrán prioridad aquellos alumnos cuyo apellido empiece por 'Xs', en el sentido de la 'z' a la 'a'. Es decir, tienen más opciones los que se apelliden Xián o Teruel que los Álvarez y Zapico.

Más información

Temas

Gijón