Fallece Mercedes García Quintana, esposa de Aurelio Menéndez

Maestra de carrera, dedicó la vida a su marido, con el que se casó en 1955, y a sus siete hijos El funeral es hoy, a las 13 horas, en la Asunción

E. C.
BODAS DE ORO. Aurelio Menéndez y Mercedes García Quintana en 2005 en Gijón. / E. C./
BODAS DE ORO. Aurelio Menéndez y Mercedes García Quintana en 2005 en Gijón. / E. C.

La esposa del gran jurista Aurelio Menéndez, la gijonesa Mercedes García Quintana, falleció ayer en Madrid a los 80 años. A las dos de la madrugada se apagaba la vida de una mujer que se dedicó en cuerpo y alma al cuidado de su marido y sus siete hijos y que fue un sustento y apoyo fundamental en la carrera de quien fue preceptor del Príncipe.

Su muerte ha sido un gran mazazo para Aurelio Menéndez, que acaba de ver cómo fallecía a causa de un infarto Rodrigo Uría, su socio en el despacho Uría y Menéndez de Madrid. Pese a todo, fuentes familiares explicaron que se encuentra muy entero.

El cadáver de su esposa fue trasladado a un tanario madrileño, donde se ofició ayer una ceremonia religiosa, antes de que la familia tomara rumbo a Asturias por carretera, a donde llegaron en la tarde de ayer todos excepto uno de los hijos de la pareja, que estará hoy en Gijón.

Panteón en Ceares

El funeral por el eterno descanso de Mercedes García se celebra hoy, a las 13 horas, en la iglesia de la Asunción. Tras la ceremonia religiosa, el cadáver será trasladado al cementerio de Ceares, donde la familia Menéndez tiene un panteón.

Maestra de carrera, en agosto de 2005 celebró en Gijón sus bodas de oro junto a su marido. Entonces recordaba cómo se conocieron en el instituto Jovellanos cuando el ex ministro estudiaba séptimo curso y ella se encontraba en sexto. Después, él se decantó por las leyes y ella por la enseñanza y durante una temporada tuvieron que separarse para que Aurelio Menéndez se trasladara a Madrid. Pero la distancia no pudo superar un amor que dio como fruto siete hijos. Dicen de ella que fue una mujer muy inteligente, con un papel clave en la carrera del Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales. Siempre estuvo a su lado y cuidando de sus hijos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos