La alcaldesa confirma que la Semana Negra debe alejarse del Molinón

El juez ha comunicado al Ayuntamiento que la sentencia dejaba claro que el certamen debe estar a 500 metros del edificio Gacela

EUROPA PRESS |GIJÓN

La alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, confirmó hoy, en rueda de prensa en el recinto ferial, que la Semana Negra no podrá volver a celebrarse en el exterior de El Molinón, de acuerdo a la sentencia que obliga a que el certamen se ubique a más de 500 metros del edificio Gacela, frente al estadio, cuyos vecinos denunciaron hace unos años el exceso de ruido y las molestias causadas por el festival de novela negra.

Fernández Felgueroso explicó que el Ayuntamiento había solicitado una aclaración al juez que dictó la sentencia sobre la obligatoriedad de los 500 metros. La respuesta, que llegó hace 15 o 20 días, es que no era necesaria la aclaración, ya que el fallo judicial lo dejaba bien claro. La alcaldesa lamentó esta situación porque lo de los 500 metros "no viene en ninguna normativa", fue una medida fijada por el perito, y recordó que en las dos últimas ediciones del certamen no se interpuso ninguna denuncia.

La regidora indicó que se reunirán con los organizadores del evento para conocer su opinión sobre la continuidad de la Semana Negra y su posible futuro emplazamiento. "Habrá que buscar una nueva ubicación", señaló. "Lo mejor era la ubicación que tenía", agregó, tras añadir que era buena porque se podía ir a pie. No obstante, apuntó que ya cambió en otras ocasiones y mostró su deseo de que el nuevo emplazamiento sea del agrado de los vecinos, para evitar futuros problemas.

La regidora también explicó que la sentencia se basó en una ordenanza de Medio Ambiente que fue posteriormente modificada. En ella se decía que se podían exceptuar los metros de distancia de las fiestas con relación a los edificios, pero sólo se hablaba del ruido exterior, sin incluir el interior del propio recinto o lugar de celebración. Más tarde, se modificó y se incluyó el ruido interior en la excepcionalidad de la distancia. Fernández Felgueroso aseguró que todas las ciudades aplican esa excepcionalidad, porque si no no tendrían fiestas.