El Principado «dará prioridad» a la contratación de parados asturianos frente a los inmigrantes

El Gobierno anuncia que negociará en el próximo pacto social fórmulas para primar la mano de obra de la región El director del Servicio Público de Empleo insta a las empresas a «formar y retener» a su personal

S. BAQUEDANO
CONSTRUCCIÓN. Trabajadores extranjeros en una obra en Oviedo. / MARIO ROJAS/
CONSTRUCCIÓN. Trabajadores extranjeros en una obra en Oviedo. / MARIO ROJAS

El Gobierno regional «dará prioridad» a la contratación de los demandantes de empleo asturianos frente a los inmigrantes. Bajo esta premisa, el Ejecutivo negociará en la próxima concertación social con Fade y los sindicatos UGT y CC OO las fórmulas que servirán para primar la mano de obra de la comunidad, según explicó ayer a EL COMERCIO el director del Servicio Público de Empleo del Principado, José Luis Álvarez.

Un día después de conocerse los datos del Ministerio de Trabajo, que sitúan a Asturias entre las regiones que registraron en julio un mayor incremento de afiliados extranjeros -del 19%-, Álvarez saca algunas conclusiones: «Si las empresas crecen en Asturias y cada vez demandan más empleo y en los últimos cinco años tenemos las mayores tasas de descenso de desempleo, es lógico que haya una mayor necesidad de contratación de inmigrantes». Además, el director del Servicio Público de Empleo del Principado explica que el mercado laboral asturiano avanza hacia una mayor movilidad, como ocurre en el conjunto del país y en Europa. Por ello, la región, al igual que otras comunidades del norte y del centro de España con una tradicional menor presencia de inmigrantes, registra cada vez más afiliados extranjeros a la Seguridad Social».

Para Álvarez, Asturias tiene que buscar el camino para «hacer el tránsito hacia una economía de alto nivel de empleo», pero antes tiene que acabar con la polémica contradicción de que mientras los empresarios dicen que no encuentran mano de obra cualificada en la región, persista una preocupante tasa de desempleo -44.911 personas están inscritas en las listas del paro, según los últimos datos de julio-. El objetivo del Gobierno asturiano es «cómo conseguir que cada vez más ciudadanos asturianos consigan un empleo», apunta Álvarez.

Las soluciones han de buscarse con «la colaboración» de todas las partes. Por eso, la nueva concertación social -cuya negociación comenzará a mediados de setiembre y sustituirá al actual Acuerdo para la Competitividad, Desarrollo y Empleo (Adece) que concluirá en diciembre- es el marco propicio. El Principado partirá de la base de que debe primarse la contratación de trabajadores asturianos frente a los inmigrantes, pero negociará las fórmulas con la patronal y los sindicatos.

'Mimar' las plantillas

El responsable del Servicio Público de Empleo lanza, por otra parte, un mensaje a los empresarios: «los gestores de las empresas tienen que ser conscientes de la necesidad de formar y retener a su personal». Álvarez explica que en una región como Asturias, con una población cada vez más envejecida y con una baja tasa de natalidad, las empresas deben 'mimar' a sus plantillas. En esta labor juegan un papel importante el tipo de contrato y las condiciones de trabajo -la conciliación de la vida laboral y familiar, las posibilidades de promoción, el trato personal, etcétera-. También apunta a la importancia que deben dar las empresas a la formación continua, «que no es exclusiva de los jóvenes, sino que ha de haber un reciclaje continuo».

Ante un escenario de falta de mano de obra en el futuro, también el propio Servicio Público de Empleo del Principado cambiará su forma de actuar. «Será más activo; no sólo ayudará a los demandantes de empleo a elaborar currículos, sino que hará una mayor labor de seguimiento», adelanta Álvarez.