El PP acusa al PSOE de «repartir cargos entre familiares y amigos»

Los populares mencionan a parientes de Sariego, Morales, Sanjurjo y Raja, además de Jesús Montes Estrada «Urbanismo y Hacienda quedan en la misma familia», dice Gabriel Díaz

O. ESTEBAN
CONCEJAL. El edil popular Gabriel Díaz, que ayer efectuó duras críticas contra el PSOE. / PIÑA/
CONCEJAL. El edil popular Gabriel Díaz, que ayer efectuó duras críticas contra el PSOE. / PIÑA

«Es el club socialista de Gijón de parientes y allegados remunerados». El concejal del PP Gabriel Díaz resumió, con esta frase, la lista de nombres que dio a continuación para afirmar que, a su juicio, «el entorno de la alcaldesa y los concejales repartieron cargos entre familiares y amigos». Díaz insistió, así, en la teoría que ya expuso recientemente otro de sus compañeros de filas, Luis Crego, en aquella ocasión por el nombramiento del ex concejal Iván Álvarez Raja como gerente del Centro de Transportes de Gijón. Díaz mencionó ayer a Raja, pero también a muchos más, para «que lo sepan los votantes socialistas y todos los gijoneses».

El listado del edil popular comenzó por la propia alcaldesa, de quien dijo que «es vicepresidenta de la Caja, donde cobra unos 13.800 euros al año, y está en el consejo del puerto» y recordó que su hermana, María Antonia Fernández Felgueroso, «ex concejala del Ayuntamiento de Gijón, es ahora la Procuradora General». Siguió Díaz con el actual grupo municipal socialista: Pedro Sanjurjo, concejal de Urbanismo en esta nueva Corporación, cuya esposa, María José Ramos, es «la 'superministrina' de Presidencia, Justicia e Igualdad y ya tuvo muchos cargos anteriores». De Sanjurjo dijo también el edil del PP que «tiene hermanos colocados en varios consejos», y señaló que «tiene a su cuñado cerrando el círculo». El cuñado es Santiago Martínez Argüelles, ex vicerrector de la Universidad de Oviedo y actualmente concejal de Hacienda. «La yema del huevo queda en la familia, que controla las dos áreas más importantes de un Ayuntamiento: Urbanismo y Hacienda».

La lista de Gabriel Díaz continuó con José Manuel Sariego, primer teniente de alcalde y secretario general de la Agrupación Socialista de Gijón, y su esposa, «María del Mar Zapico, representante del PSOE en el consejo escolar del Conservatorio». Lo cierto es que éste no es un puesto remunerado, pero el PP le da mayor importancia porque Zapico «se presentó, como madre de una alumna, a las últimas elecciones al consejo del centro, en las que obtuvo un solo voto». También a Jesús Morales, ex concejal de Urbanismo, llegó Gabriel Díaz, de quien explicó que «abandonó a medias la política», ya que continúa «en la comisión de control de la Caja, en UGT como asesor, en Gijón al Norte y en Cegisa». Y, una vez más, el PP mencionó a su compañera, Clara Costales, «a la que colocó como diputada, por si no le llegaba el sueldo».

Gabriel Díaz aprovechó la ocasión para recordar que el PP se ha quedado sin representación en el consejo de administración de Gijón al Norte. Y Gijón al Norte le sirvió también para extender las críticas a Izquierda Unida, que «no quería estar en esa entidad, porque no le interesaba, pero ahora mete al experto en vivienda Francisco Santianes». Y de ahí, al coordinador de la formación, Jesús Montes Estrada, «cuya esposa, Asunción Gómez Alonso, está en el consejo de administración de la EMA». También insistió Díaz en la situación de la ex concejala de Educación, Carmen Rúa, ahora asesora del tercer teniente de alcalde.

Y volvió a las listas del PSOE con Iván Álvarez Raja, «que estaba estresado, pero no abandona Cajastur y se queda como gerente en el Centro de Transportes, y además coloca a su mujer, Irene Mier, en el consejo de administración de las Escuelas Taller». Continuó con la ex concejala de Cultura, Mercedes Álvarez, ahora «vicepresidenta de la Mesa de la Junta General del Principado, y su hermano, José Carlos Álvarez, en la comisión de control de Cajastur, que está casado con Montserrat Martínez, que está en el consejo de la TPA, en el que cobran 1.000 euros por reunión». Mencionó también Gabriel Díaz a María Luisa Carcedo y a su «hermano, Juan Pedro Carcedo, que está en Cajastur y en EMTUSA». Y, por último, a Manuel Vallejo, director de la Fundación Municipal de Servicios Sociales, y a su esposa «María José Capellín, del Fórum de Política Feminista, que no es una entidad pública, pero sí la que más dinero recibe en subvenciones del Ayuntamiento».