El Farho Gijón se complicó al final la victoria en Palencia

El Farho Gijón sufrió más de lo previsto para ganar anoche al Alimentos de Palencia y sólo en los últimos segundos de la confrontación, al aprovechar Rubén Suárez dos de los cuatro tiros libres a los que tuvo opción

C. M.
DESACERTADO. Gunnarsson no estuvo inspirado en elo partido de ayer en Palencia. / E. C./
DESACERTADO. Gunnarsson no estuvo inspirado en elo partido de ayer en Palencia. / E. C.

Nadie regala nada y ningún equipo quiere perder, aunque sea en la LEB Plata de baloncesto. Por eso el Farho Gijón sufrió más de lo previsto para ganar anoche al Alimentos de Palencia y sólo en los últimos segundos de la confrontación, al aprovechar Rubén Suárez dos de los cuatro tiros libres a los que tuvo opción, como consecuencia de dos antideportivas, pudo sentenciar el partido, aunque bien es cierto que el conjunto gijonés supo remontar un resultado adverso en los primeros minutos del encuentro, para ir siempre con ventaja en el marcador, aunque sin conseguir romper el partido.

Brandon Wolfram salió como una moto y anotó los once primeros puntos del encuentro, pero el Farho Gijón se atascó, lo que aprovecharon los palentinos para recuperarse y acabar el primer cuarto con ventaja en el electrónico.

Fue la salida de Peter Rajniak en el segundo cuarto, con nueve puntos consecutivos, quien puso las cosas en su sitio. A partir de ahí, el Farho Gijón supo controlar bien a su rival, muy acertado en los lanzamientos exteriores durante muchos minutos de la segunda parte, pero el conjunto gijonés no se descompuso y llegó a los cinco últimos minutos del encuentro con una ventaja de siete puntos. Parecía que el partido podía romperse, pero el Farho Gijón permitió a su rival recuperarse y llegar al último minuto con un empate a 79 puntos. Dos antideportivas fueron aprovechadas por Rubén Suárez para mantener a su equipo arriba.