Una sentencia obliga al Sespa a pagar 12.649 euros a los médicos de Urgencias de Cabueñes

Un juzgado de Oviedo condena al Servicio de Salud a abonar a los facultativos de Gijón el mismo plus por trabajar a turnos que cobran desde 2003 sus homólogos del Hospital Central La decisión judicial afecta a los 31 profesionales de la plantilla, que verán aumentada su nómina en 399,4 euros al mes

LAURA FONSECA
HOSPITAL. Un miembro de la UVI móvil arrastra una camilla a las puertas de Urgencias de Cabueñes. / PALOMA UCHA/
HOSPITAL. Un miembro de la UVI móvil arrastra una camilla a las puertas de Urgencias de Cabueñes. / PALOMA UCHA

Una sentencia judicial obliga al Servicio de Salud del Principado (Sespa) a pagar 12.649 euros a los médicos de Urgencias de Cabueñes, al considerar que los facultativos de Gijón sufrían «discriminación» salarial con respecto a sus homólogos del Hospital Central de Asturias. Así lo acaba de decidir el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo, número 4, de Oviedo, que condena al Sespa a abonar una indemnización de 12.649 euros a los profesionales de Urgencias del hospital gijonés. El magistrado David Ordóñez Solís considera que los médicos de Cabueñes deberían cobrar, al igual que desde 2003 lo hacen los de Urgencias de Oviedo, un plus de 399,4 euros en concepto de turnicidad y nocturnidad. La sentencia, a la que ha tenido acceso EL COMERCIO, asegura que la Administración sanitaria incurrió en todos estos años en una «clara discriminación» salarial, abonando a unos médicos sí (los del Central) y a otros no (los de Cabueñes) «el complemento singular de turnicidad, también conocido como complemento de modificación de las condiciones de trabajo».

500 horas más que Oviedo

Los hechos se remontan a diciembre de 2006, cuando la plantilla de Urgencias de Cabueñes, integrada por 31 profesionales, demandó al Sespa la equiparación salarial y laboral del colectivo. Los facultativos gijoneses, tal y como recogió EL COMERCIO en su día, aseguraban sufrir una importante sobrecarga laboral y unas «pésimas condiciones de trabajo». De hecho, llegaron a denunciar que realizan hasta 500 horas más al año que sus homólogos del Central y, sin embargo, cobraban mucho menos.

Además, se da la circunstancia de que en Cabueñes existe desde el año 2000 un peculiar sistema laboral para el personal de Urgencias, el cual trabaja a dos turnos: bien de 8 a 22 horas o de 22 a 8 horas. A esto se deben sumar luego las guardias de 24 horas propias del servicio. Pese a que parte de la jornada laboral es nocturna, los médicos no cobraban el plus que por idéntico motivo sí tienen asignados otros médicos de Urgencias del Sespa.

Tras intentar negociar una solución con el Servicio de Salud del Principado, que hasta el pasado mes de setiembre se negaba a abonarles el plus por turnicidad, los afectados decidieron acudir a los tribunales. Lo hicieron el pasado mes de mayo, bajo el amparo del Colegio de Médicos de Asturias, cuyo departamento jurídico se encargó de tramitar las demandas judiciales. Javier Álvarez Arias de Velasco, letrado de la organización colegial, explicó ayer que las sentencias constituyen un primer paso del conflicto, el cual tendrá «más flecos».

Y es que por el momento se han producido tres fallos favorables, además de otros tres que se conocerán en el transcurso de la presente semana. Pero lo cierto es que el litigio afecta a muchos más trabajadores. En total, a los 31 médicos de la plantilla de Urgencias de Cabueñes, que decidió acudir en pleno a la vía judicial. Los primeros fallos del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4, de Oviedo, condenan inicialmente al Sespa a abonar 12.649 euros (cuantía que abarca el periodo comprendido entre enero de 2004 y setiembre de 2006), además de obligar al Principado a incluir en la nómina mensual de cada médico el plus de 399,4 euros.

Otros 18.000 euros

El Sespa, posiblemente ante la sospecha de que perdería el conflicto en la vía judicial, ya comenzó a abonar esta cuantía (los 399 euros) en los sueldos del pasado setiembre. Este cambio de postura fue también tenido en cuenta por el magistrado, que mostró sentirse «sorprendido» ante el hecho de que mientras «el Sespa se opone» a conceder el referido complemento, «la coordinadora jefa del servicio de Urgencias de Cabueñes del propio Sespa» reconoce que el mismo se comenzó a abonar hace un mes.

La negativa de la Administración a abonar este complemento obedece, según el Sespa, a que el plus no fue creado con la intención de «compensar a los facultativos por las condiciones particulares de sus puestos», sino para indemnizar cambios en la jornada laboral.

Los médicos de Cabueñes tienen la intención de exigir ahora el cobro de otros 6.000 euros, ya que pedirán retroactividad a 2002. También exigirán el incremento del precio de la guardia que conlleva la sentencia y que según estimaciones del Colegio Médico supondría el pago de otros 12.000 euros para cada uno de los facultativos en concepto de atrasos. Con la aplicación de este fallo, cada guardia de 24 horas se incrementaría, al menos, en 145 euros.