Tsunami en la conciencia

La fundación Proclade presenta el material didáctico para sensibilizar a los escolares de la situación de la India tras la ola gigante de 2004

EVA L. MACHADO
SOLIDARIDAD. De izquierda a derecha, Javier Ojeda, Jacinto Braña y Simón Cortina, durante la exposición del material didáctico sobre el tsunami preparado para los escolares. / J. PAÑEDA/
SOLIDARIDAD. De izquierda a derecha, Javier Ojeda, Jacinto Braña y Simón Cortina, durante la exposición del material didáctico sobre el tsunami preparado para los escolares. / J. PAÑEDA

Han pasado ya tres años desde que en diciembre del 2004 una ola gigante arrasara las costas del sudeste asiático. El tsunami, que en su día copó la agenda informativa de todos los medios de comunicación, ha quedado en el olvido de muchos. Por este motivo, la fundación Proclade presentó ayer el material didáctico y la exposición que se enmarcan dentro del proyecto de sensibilización de la población asturiana sobre el proceso de reconstrucción en la India tras el desastre natural. Los encargados de explicar en qué consiste esta nueva iniciativa fueron Javier Ojeda Izquierdo, presidente de Proclade en el ámbito nacional; Jacinto Braña, presidente de la Agencia de Cooperación del Principado; y Simón Cortina, delegado de la fundación en Asturias.

El material con el que se trabajará en los colegios está destinado a los cursos de Secundaria y Bachillerato y tiene como objetivo que los alumnos conozcan más de la India, pero también permitirá trabajar las causas y los efectos de los desastres naturales y la solidaridad internacional. El dossier que se ha preparado para este fin está compuesto por un DVD, diferentes fichas ilustrativas del país asiático, del antes y el después del lo que ocurrió, así como de unas fichas en las que los escolares escribirán diferentes compromisos que llevarán a cabo.

¿Desastre natural?

Todo bajo el título 'Tsunami, ¿desastre natural?', que da una idea de las verdaderas causas de lo que sucedió. Y es que, según señala Ojeda, «en la última década, el 98% de los fallecidos, por un desastre natural, son de países en desarrollo, lo que hace preguntarse que quizá la culpa no sea del propio desastre si no de las infraestructuras y de las condiciones de vida que existen en estos países. Está demostrado que en ciudades desarrolladas existen distintos mecanismos para disminuir el impacto de un desastre así».

En esta línea el proyecto intentará sensibilizar a los alumnos y no sólo se trabajará «lo que sucedió y por qué, si no qué se hizo y lo que se puede hacer ahora. Y todo para que «20.000 personas, que son las que viven en Kanyakumari, la ciudad donde nosotros estamos trabajando, puedan mirar al futuro con optimismo y que desterremos completamente de nuestro vocabulario la idea de que «yo no puedo hacer nada». Ojeda destacó la necesidad de una educación en la que se introduzcan valores en busca del desarrollo humano como colectivo, entendiendolo como «el derecho que tiene toda persona a ser autónoma, capaz de llevar a cabo su proyecto vital».

Exposición

Además, en el colegio Corazón de María, donde se llevó a cabo esta presentación, se puede ver la exposición titulada 'India, un trabajo de todos y todas. Plan de Rehabilitación y Desarrollo de Kanyakumari'. La muestra refleja la realidad de la zona de la India en la que la fundación trabaja y explica su desarrollo y su situación años después del tsunami.