«Debutar en Primera es un sueño»

David Rodríguez Lombán se convierte en el decimotercer asturiano en Primera División esta temporada después de debutar el pasado sábado ante el Barcelona en Mestalla

ALBERTO HUERGA
DEBUTANTE. David Lombán, durante el partido ante el Barcelona. / WWW.VALENCIACF.ES/
DEBUTANTE. David Lombán, durante el partido ante el Barcelona. / WWW.VALENCIACF.ES

Es de Salinas, tiene 20 años y ya sabe lo que es jugar en Primera División. David Rodríguez Lombán se quedó en Lombán en cuanto comenzó a dar sus primeras patadas al balón, siguiendo la estela de su hermano Jorge. Y el sábado pasado debutó con la camiseta del Valencia en la máxima categoría. Y ante el Barcelona. Salió al terreno de juego cuando el equipo azulgrana tenía una renta de 0-3. A partir de ahí, el rival no marcó más goles, pero el último asturiano en llegar a la máxima categoría, el decimotercero, reconoce que es «porque el ritmo no era el mismo que al principio. Ellos ya sabían que tenían el partido en su mano».

«El resultado no acompañó», pero el debut en la máxima categoría es algo que no se olvida. «Estoy muy contento a nivel individual, sólo espero seguir contando para el entrenador». El técnico, que no es otro que Ronald Koeman, ha echado mano de un jugador joven del filial que se desenvuelve en su misma posición, la de central: «Jugué de central toda la vida, pero, en esta ocasión y con la lesión de Moretti, me tocó en la banda. No pasa nada, si el entrenador quiere que juegue de delantero no voy a poner ninguna pega».

Koeman llegó para sustituir a Quique Sánchez Flores y el cambio, a juzgar por su debut, le ha venido bien a Lombán: «Siempre que vas convocado -estuvo en Stamford Bridge ante el Chelsea en Liga de Campeones- piensas que te puede llegar el momento, pero fue esta semana». Y en un momento que, de afianzarse en el equipo, puede ser complicado tirarle abajo.

«Koeman tiene las cosas muy claras. Ha cambiado el sistema de juego y sabe cómo quiere que juguemos», explica sobre las declaraciones del técnico holandés de que no va a modificar sus ideas por las derrotas: «Los jugadores estamos con él a muerte. Los resultados van a llegar tarde o temprano y él tiene las ideas claras, no las va a cambiar, porque confía en ellas». Y en él, que con 20 años debutó y puede hacerse con ese hueco que todos desean.

Tiene hambre de fútbol y la cabeza bastante asentada. En verano le llegaron ofertas para irse a equipos de Segunda División, pero sacrificó la categoría -hasta el momento jugaba en Tercera División en el filial- «por entrenarse con el primer equipo del Valencia. Llevo haciéndolo todo el año y me siento muy cómodo». El club tampoco le dejó irse a cualquier equipo. Lombán es una de las 'perlas' del club de Mestalla, puesto que ya ha jugado en varias selecciones de categorías inferiores.

No todo ha sido un camino de rosas para el asturiano, puesto que el 11 de julio de 2006, cuando estaba realizando la pretemporada con el primer equipo en Holanda, se lesionó de gravedad de la rodilla. Lo que en principio parecía poco más que un esguince de rodilla le costó seis meses de duro trabajo para acabar «jugando doce partidos de Liga con el filial en Segunda División B, pero fue muy duro. Al principio, cuando me lesioné, me costó mucho porque el reposo es complicado de llevar, aunque luego, cuando te vas incorporando al grupo, todo cambia».

Distinto es lo que ha hecho hasta ahora y lo que pasó el sábado, aunque él le quita importancia: «El cambio de ritmo lo notaba el año pasado, pero llevo toda la temporada y parte de la pasada entrenándome con el primer equipo y por eso igual no noto tanta diferencia esta temporada y el sábado tampoco la noté».

El Valencia no se encuentra en el mejor momento de su historia, aunque más por las últimas grandes temporadas realizadas que por su mala situación en la tabla. Y eso se nota en el campo. «La aclimatación ha sido muy buena, con todos los jugadores, que son espectaculares. Cuando los ves por la tele piensas que es complicado llegar ahí, pero en el día a día es totalmente diferente. Me ayudan mucho y sobre todo Mata, con el que tengo una gran amistad -ayer estaban comiendo juntos-. Además, contra el Barcelona él estaba por delante en la banda y eso me ayudó».

No sabe si mañana jugará como titular contra el Real Unión de Irun, pero todo parece indicar que sí. Supondría su debut en Copa del Rey. En Liga lo hizo ante uno de esos rivales contra el que todos los equipos quieren jugar: el Barcelona, pero no había sido su estreno con la camiseta del primer equipo. Ese fue en la Emirates Cup a finales de julio. Fue titular y el equipo ché perdió contra el Paris Saint Germain por 0-3.

Ya de pequeñito se le veían maneras y varios equipos se fijaron en sus pasos, pero de la cantera del Oviedo saltó al Valencia. «Me quiso el Sporting, pero aquí estaba mi hermano y me vine con él», explica el central, que ahora sigue viviendo con su hermano Jorge, que juega en el Alzira de Tercera tras pasar el año pasado por el Vilajoyosa de Segunda B. Ahora le ha llegado su turno. Un nuevo asturiano en Primera División que «aún no he hecho nada», nada más que debutar con la camiseta del Valencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos