Tres meses de prisión para el conductor que circuló ebrio por la arena del Arbeyal

M. F. L., de 46 años, había sido detenido por la Policía Local cuando accedió a la playa con su coche. Arrestados otros dos automovilistas, uno de ellos novel, que superó en cinco veces la tasa de alcohol

OLAYA SUÁREZ

El Ministerio Fiscal solicitaba para el imputado cinco meses de cárcel, 60 días de trabajos en beneficio de la comunidad y la retirada del carné de conducir durante tres años. Sin embargo, la pena de cárcel impuesta se mantendrá suspendida por un periodo entre dos o tres años, a condición de que durante ese tiempo no cometa otro delito.

El abogado de la defensa, Alberto Rendueles, apuntó que su cliente «estaba pasando por unos malos momentos personales cuando ocurrieron los hechos y no recuerda bien cómo llegó hasta la arena de la playa». Los hechos sucedieron a las 20.25 horas del pasado 24 de enero. El detenido circulaba con un Renault 5, matrícula O-4386-AS, por el camino del Arbeyal. Según consta en la sentencia judicial, se adentró en el paseo de la playa, recorriéndolo «a gran velocidad, introduciéndose posteriormente en la arena y circulando por ella hasta que se quedó atascado».

En la prueba de alcoholemia, el detenido dio como resultado 1,45 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, lo que supone casi multiplicar por seis la tasa permitida para la conducción. En la segunda medición, realizada ya con el etilómetro fijo de la Jefatura de Policía Local, el resultado fue de 1,52 miligramos de alcohol.

Por otra parte, la Policía Local detuvo en la madrugada de ayer a dos conductores por sendos delitos contra la seguridad vial. El primero de ellos, con carné de principiante, fue sorprendido en la avenida de Schulz cuando conducía de forma temeraria. F. J. G. H. M., de 20 años y vecino de Santander, superaba en cinco veces la tasa máxima permitida.

Sobre las 2.15 horas de la madrugada, un vehículo BMW chocaba contra otros estacionados primero en la calle La Serena, dándose a la fuga y más tarde contra otro en la calle Balbín. Tras el primero de los choques, perdió la placa de matrícula, gracias a la cual se pudo conocer su domicilio y detenerlo poco tiempo después. Se negó a someterse a la prueba de alcoholemia.

Robo en un coche

Agentes de la Policía Local detuvieron en la mañana de ayer a un vecino de Grado, A. P., de 30 años, acusado de sustraer varios objetos del interior de un vehículo estacionado en la plaza del General Riego, en Laviada. Un vecino alertó a la Policía y aseguró que había visto cómo un individuo manipulaba la puerta de un coche. Lo sorprendieron con gafas de sol, mapas de carretera y llaves.