Aurelio Suárez estará en Arco

La galería madrileña Guillermo de Osma acude a la Feria Internacional de Arte con obra del enigmático creador gijonés, al que dedicó una exposición monográfica este verano

PACHÉ MERAYO
'OLOR A SOGA'. Óleo creado en 1947 sobre lienzo./
'OLOR A SOGA'. Óleo creado en 1947 sobre lienzo.

Aurelio Suárez, fallecido hará en abril cuatro años, acudirá a Arco, la Feria Internacional de Arte Contemporáneo más destacada de cuantas se celebran en la geografía nacional, que abrirá sus puertas en 14 días. Una galería de Madrid, la Guillermo de Osma, ha elegido para colgar en sus afamadas paredes, cuatro óleos pintados en las décadas de los años cuarenta y cincuenta, seleccionados de una exposición monográfica dedicada a sus pinceles el pasado verano y en la que se pusieron ante la mirada pública 26 óleos, que ampliaban su visión en el tiempo a los años treinta.

Los cuadros elegidos, todos del mismo formato, 38 por 46 centímetros, medidas casi oficiales en la obra del enigmático pintor gijonés, son 'Olor a soga', pintado en 1947; 'Lunafilia', de 1954; 'Floricano', firmado en 1958, y 'Obsequio para ella', realizado un año después, en 1959.

Aurelio Suárez (1910-2003), artista voluntariamente desligado de la sociedad artística, que en 1961 decidió dejar de exponer individualmente participando sólo en escasas muestras colectivas, especialmente en la galería Cornión que prepara también para este verano una extraordinaria cita con su obra, es uno de los favoritos de la galería madrileña.

Sus responsables advierten en su «universo pictórico la marca de lo extraordinario, pues nunca puso traba o impedimento alguno al libre desarrollo de su mundo imaginario».

Un mundo, dicen, «plagado de referencias con ecos familiares o cercanos, pero al mismo tiempo esquivo, irónico y hermético». En el texto de la última monográfica dedicada al pintor gijonés, añaden que ese universo está marcado por una huella «surrealizante, metafísica o literaria que muestra también, claras herencias de la pintura de El Bosco o de los pintores medievales».

Aurelio Suárez es, según los expertos, «ciertamente, un pintor culto y de amplia educación visual al tiempo que gusta de cruzar y hacer guiños en su pintura a sus otras dos grandes pasiones: la lectura y la música».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos